Agronews Castilla y León

Los fabricantes de maquinaria agrícola, reunido en la asociación CEMA, constatan un incremento del 10% de las ventas en 2017 hasta llegar a los 3.340 millones de euros

En 2017, los mercados europeos de equipos de cultivo se recuperó de la caída del año anterior y se desarrolló positivamente.

La tendencia a la baja de los cuatro años anteriores terminó en especial para los aperos destinados la siembra, la fertilización o a la equipos de protección de las plantas. Continuando con la  tendencia débil de 2016, el segmento de equipos para trabajar el suelo ha mejorado sus datos hasta alcanzar el nivel de los tres años anteriores.

 De acuerdo con cálculos preliminares, el volumen de mercado de 2017 ascendió a aproximadamente 3.340 millones de euros, logrando así un aumento del 10% en comparación con el año anterior.

La tendencia, al menos en los seis primeros meses de 2018, se espera que sea también positiva.

La Europa del Este es la que muestra una mayor demanda de equipos de trabajo de la tierra, así como sembradoras, abonadoras y equipos de protección de las plantas. Los mercados en crecimiento son  Rumania y Ucrania sin olvidar  la recuperación del de Polonia, que compensa la debilidad vivida en Francia.

 

La agricultura digital tiene un gran potencial para el sector. 

Desde CEMA, la asociación que aglutina a los fabricantes europeos de maquinaria agrícola anticipan que el desarrollo futuro del mercado se centrará menos en el aumento de tamaño del equipo, las anchuras de trabajo y volúmenes. En cambio, se ve un enorme potencial para la innovación y la eficiencia, a través del uso de soluciones electrónicas y digitales para la aplicación compatible con el medio ambiente.

Sección: