Ayudas al sector agrario por la sequía

“Los cultivos de regadío afectados por la sequía no se pueden quedar fuera de las ayudas”

  • Eduardo López, secretario de organización de COAG Andalucía, reclama al Ministerio de Agricultura que el reparto de las ayudas por la sequía a la agricultura de regadío se haga en función de la situación de las cuencas, priorizando las más afectadas, como la del Guadalquivir, donde el riego se ha recortado un 88%, provocando la ruina de explotaciones, muy profesionalizadas y con gran impacto social
  • COAG Andalucía insiste en que es necesario también dirigir las ayudas a los agricultores a título principal, que son aquellos que tienen la agricultura como medio fundamental de vida

Agronews Castilla y León

25 de junio de 2023

IMG 0983 2

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos -COAG- de Andalucía quiere manifestar su malestar e incredulidad respecto a lo expuesto ayer por el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, sobre los principios que van a regir el reparto de los fondos de las ayudas por la sequía destinados a los agricultores: por cultivos y en función del grado de escasez de agua de cada comunidad autónoma.

Eduardo López, secretario de organización de COAG Andalucía y responsable de Agua, muestra su disconformidad con los criterios planteados y no entiende cómo el Ministerio de Agricultura es capaz de proponer un reparto de ayudas, tan esenciales para el sector agrario en un momento de crisis, dejando fuera los cultivos de regadío.

Y es que, según detalló el secretario general de Agricultura, la propuesta del Ministerio se basa en los siguientes principios: ‘lo asegurable no es indemnizable’ y ‘no se compensará la reducción de dotaciones de riego’.

“Desde COAG Andalucía nos oponemos totalmente a estos criterios -afirma Eduardo López-, porque los cultivos de regadío afectados y perdidos por la sequía no se pueden quedar fuera de las ayudas. Es inconcebible que cultivos tan profesionalizados y de alto impacto social como son las frutas y hortalizas en fresco, los hortícolas de industria, los leñosos como el olivar y el almendro, o el algodón y la remolacha, no vayan a recibir ni un euro de ayuda porque son de regadío, cuando en la cuenca del Guadalquivir se ha reducido la dotación de riego hasta un 88% y muchos de estos cultivos se han perdido o ni siquiera se han podido sembrar por segundo año consecutivo, lo que supone la ruina para un sector que requiere de continuas inversiones y que tiene que hacer frente a altos costes de producción”.

Por todo ello, y con la esperanza de que el Ministerio rectifique su planteamiento inicial de reparto de las ayudas, desde COAG Andalucía se hace la siguiente propuesta: que los cultivos de regadío sean atendidos, y que se haga en función de la situación hídrica de las cuencas hidrográficas, estableciendo como prioritarias aquellas con reducciones por encima del 50% en la dotación de riego.

Asimismo, COAG Andalucía insiste, como ya manifestó tras publicarse el decreto de ayudas al sector agrario por la sequía, en que es necesario dirigir las ayudas a los agricultores a título principal, que son aquellos que tienen la agricultura como medio fundamental de vida.

Por último, el secretario de organización de COAG Andalucía hace hincapié en que en el regadío se basa la mayor productividad de la comunidad andaluza y es un motor de generación de empleo indispensable para las zonas rurales.



Share This