Agronews Castilla y León

Aunque lo fácil sería echar la culpa al “cambio climático”, otros cultivadores recuerdan que ya ha sucedido en otras ocasiones soportar ciclos similares. Y es que los cultivadores de patata de la localidad mallorquina de sa Pobla, como se advierten desde las redes sociales del propio ayuntamiento, llevan desde la noche del pasado 17/18 de enero soportando quince días consecutivos de heladas, que han desaparecido con los primeros días de febrero y que les han llevado a desactivar la situación de alarma.

La situación llegó al punto que el alcalde del municipio, Llorenç Gelabert, el concejal de Agricultura y el Agente Rural les han visitado para apoyarles.

Sin embargo, las consecuencias fundamentales de este proceso de heladas es la ralentización del ciclo vegetativo del cultivo que no ha sufrido daños de mayor calidad al emplearse el riego como sistema antiheladas. Aunque esa herramienta, recuerdan los agricultores, también ha generado unos mayores costes de producción tanto por lo que se refiere al agua empleada como a la electricidad usada, más en unos momentos en que este insumo se encuentra en unos valores tan elevados.

Señalar que estos tubérculos tienen su salida fundamentalmente a la exportaciones tanto al Reino Unido como a diferentes países escandinavos.

Tags: 

Sección: