Agronews Castilla y León

La sede de COAG en Salamanca acogió el pasado lunes, 29 de mayo, una rueda de prensa en la que estuvo Francisco Javier Fernández Santiago, responsable de sector apícola de COAG Castilla y León, para analizar la problemática actual del sector apícola y la valoración y situación de la campaña actual. Le acompañaron Ismael Sillero y Daniel Andrés.

Francisco Javier Hernández comenzó indicando que la campaña 2017 será nefasta por culpa del déficit de lluvias y eso, junto a las altas temperaturas ha hecho que las floraciones se hayan adelantado y exista un déficit de polen. Estos problemas han provocado una caída en la producción de un 60 por ciento, pero aún es más dramático en el tema de la miel que ha día de hoy es inexistente, con lo cual los apicultores en este sentido dan el año por perdido.

Otro problema añadido a la sequía es la caída de las bajas invernales. “Todos los años estamos en torno a un 40 por ciento de mortandad, pero este año no se van a recuperar esas bajas por la falta de insectos en las colonias. Esto los apicultores lo intentan salvar con una alimentación extra lo que supone un mayor coste de trabajo, de desplazamientos y no con el objetivo de producir sino con el objetivo de que estas colonias subsistan”, apuntó.

Las reivindicaciones principales de la apicultura salmantina por estos motivos es que “este sector tenga cabida en las líneas de crédito de ayudas, que es una cuestión que la Consejería debería habilitar por la complejidad de este año, como las ayudas agroambientales para apicultura donde aún se han pagado las de 2016 y algunos las del 2015. Otra ayuda será el Plan Nacional Apícola, pero aún se han abierto estas ayudas al no haber presupuestos para este tema. Por otro lado reivindicamos que entremos dentro de las ayudas que reciben la industria agroalimentaria de créditos en el aspecto de los transportes y que tengamos una ayuda en el gasto del gasóleo y que se consideren esos desplazamientos de colmenas como profesionales y que tengamos esas subvenciones como otros sectores”, explicó.

Fernández Santiago también explicó que otro de los problemas que les ha surgido a los apicultores son las normativas de varios ayuntamientos que no dejan maniobrar las colmenas de unos lugares a otros realizando una trashumancia que ha sido una cosa que siempre se ha realizado y que es parte de la historia de la apicultura.

Por último, dos obstáculos más que vienen es el problema sanitario de la plaga que viene con la avispa asiática y el etiquetado transparente de la miel donde lo que se pretende es llegar al consumidor con este etiquetado y que sepa lo que está consumiendo, si es miel extranjera o producida en España. “Es un aspecto que nos puede salvar ante la guerra de precios”.

Texto y Foto: Ángel Arroyo - www.salamancartvaldia.es

Sección: 

Provincias: