Agronews Castilla y León

En una declaración conjunta de agricultores europeos , 43 organizaciones de agricultores en 14 países: Austria, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Portugal, España (incluido País Vasco y Galicia), Suiza - así como las organizaciones coordinadoras European Coordination Via Campesina (ECVC), European Milk Board (EMB) y Biodynamic Federation - Demeter International piden a sus respectivos gobiernos que rechacen el acuerdo UE-Mercosur.

Este Acuerdo de Libre Comercio está siendo impugnado en algunos Estados miembros a nivel nacional. Austria, los Países Bajos, Francia, Irlanda y Bélgica han expresado claras críticas. Alemania, que actualmente ocupa la Presidencia del Consejo, anunció que desea avanzar en la ratificación del acuerdo UE-Mercosur, aunque la canciller federal Angela Merkel ha expresado recientemente su preocupación por el acuerdo. El temor es que Alemania acomode a los países críticos con pequeñas correcciones y los empuje hacia la ratificación.

Los agricultores europeos piden a sus gobiernos que rechacen el acuerdo UE-Mercosur. Como dice el presidente de la European Milk Board, Erwin Schöpges:

“Con el acuerdo UE-Mercosur se prevé un aumento de las importaciones de productos como la carne, el azúcar y la soja de los países del Mercosur, lo que, a su vez, les animará a adoptar un modelo productivo fuertemente exportador y aún más industrial. La selva amazónica, que es parte integral de la protección del clima y la biodiversidad en todo el mundo, debe permanecer a salvo de este sistema. Las violaciones de los derechos humanos también son un factor que no se puede ignorar en el contexto de tales acontecimientos. Al mismo tiempo, las explotaciones agrícolas familiares en Europa se enfrentan a importantes retos para producir alimentos que respeten normas medioambientales y de bienestar animal más estrictas, lo que implica mayores costes de producción. El aumento de las importaciones no equivalentes de los países del Mercosur ejerce una presión adicional sobre los precios de las granjas familiares europeas. Esta política comercial y esta producción inigualable,

Los agricultores piden una política comercial que promueva precios justos y que cubran los costos en todo el mundo, la protección del medio ambiente, la biodiversidad y el bienestar animal, los derechos humanos, la agricultura a pequeña escala, los productos alimenticios regionales, la preservación y mayor desarrollo de las normas europeas y la equidad en las condiciones de trabajo.

Sección: