José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

La eurodiputada socialista, Clara Aguilera, ha analizado en una rueda de prensa telemática los principales contenidos de la propuesta del  Parlamento Europeo para la reforma de la Política Agraria Común.

“Tras dos años y medio, casi tres de negociaciones se ha llegado a un acuerdo en el Parlamento. Ahora se inician las negociaciones con la Comisión y el Consejo, que también ha llegado a acuerdo, unos trílogos que no van a ser sencillos pues en algunos temas hay clara diferencias”, afirmaba la eurodiputada que confía en que el acuerdo se pueda alcanzar con la presidencia portuguesa ya que superan el verano de 2021 pondría en problemas la aplicación de la reforma ya que antes de 2023 hay que desarrollar, no sólo los reglamentos, sino también todos los Planes Estratégicos Nacional que deben ser respaldados por la Comisión antes de esa fecha.

“En diciembre vamos a aprobar los reglamentos de transición de la PAC que nos van a llevar hasta 2023” afirmaba la antigua Consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía.

En relación a la propuesta, ha reconocido que no satisface el 100% los planteamientos del Grupo Socialista pero ha destacado que la nueva PAC va a suponer un “cambio de paradigma total” ya que introduce a los estados miembros en la relación entre la Comisión Europea y los agricultores y ganaderos a través de los Planes Estratégicos, en los que también van a tener muchos peso las distintas regiones.

“Sin embargo, una de las cosas que más nos preocupa, de la propuesta del Parlamento, es que la ayuda básica a la renta, que puede llegar a suponer hasta el 60% de los pagos directos es la suma de esta más las ayudas acopladas y el pago redistribuitivo, por lo que es fácil calcular que esa ayuda básica, en realidad, supone el 44 – 43% de los volumen global de los importes del primer pilar”, aseveraba la eurodiputada.

Además, de la nueva figura de los ecoesquemas que concentran el 30%, en la propuesta del Parlamento Europa, de los pagos directos, Aguilera quiso subrayar los avances que se han dado en el sector del vino donde se pide que el sistema de autorizaciones de viñedo se prolongue hasta el 2050 así como un cambio importante en el etiquetado del mismo con fines nutricionales y que se pueda incluir la denominación de vino son alcohol.

Por lo que se refiere al Agricultor Genuino, Clara Aguilera ha asegura que apuesta por tener en cuenta la “actividad agraria” que se desarrolla, que sea “relevante” en la economía de esa persona sin tener tanto en cuenta que sólo se corresponda con el 100%

Sobre el “capping”, la eurodiputada quiso destacar que se ha fijado esa disminución progresiva desde los 60.000 euros hasta el tope de pago de 100.000 euros, aunque siempre se tendrá en cuenta el empleo generado de tal forma que se podrá descontar el 50% del coste laboral de la misma y que en caso de que el Estado Miembro apueste por un pago redistributivo llegue al 12%, automáticamente, se desactiva. Señalar que son los países los que fija ese pago dentro de una franja que va del 6 al 12%

Finalmente, subrayar que se pretende que todas las explotaciones se incluya en al nueva PAC, de tal forma que lo puedan hacer las de frutas y hortalizas o las de viñedo así como la activación de una reserva de crisis, dentro del reglamento horizontal, que estaría dotado el primer de 400 millones de euros, que no se recortarían de los pagos actuales como pasa en la actualidad, y que iría creciendo hasta los 1.500 millones.

Sección: