Agronews Castilla y León

Poco a poco las altas temperaturas se van adueñando de nuestra realidad y llega el momento de buscar herramientas para tratar de aliviarlas… y si, más allá del aire acondicionado hay vida, pudiendo apostar por sistemas tan interesantes como los ventiladores con agua o los ventiladores de techo.

Los ventiladores con agua también llamados nebulizadores han ido, despacio, ganando terreno dentro del mundo de la hostelería, las terrazas e incluso en los hogares. Este dispositivo es bastante sencillo en su funcionamiento se trata de un simple ventilador que cuenta con un depósito de agua donde, mediante la aplicación de presión, se logra que esta se presente en una forma nebulizada, en forma de pequeña gotitas, que se evaporan al llegar al ambiente refrescándolo.

Una de las ventajas que ofrecen estos sistemas es que al alivio de las temperaturas pueden sumar otras series de características que pueden hacer más confortable nuestra estancia cerca de ellos como la posibilidad de ionizar el aire con lo cual mejoras la calidad  del mismo, aplicar sustancias antimosquitos e incluso aceites esenciales que pueden realizar una interesante función de aromaterapia.

En definitiva con estos ventiladores vinculados al agua podemos bajar la temperatura y hacerlo de una forma natural, aunque es evidente que no se puede llegar al descenso térmico que se puede alcanzar con el empleo de aparatos de aire acondicionado, sin olvidar que los nebulizadores son especialmente interesantes en zonas secas pues en áreas donde la humedad relativa sea más importante pierden, en gran medida, buena parte de su eficacia.

La otra gran duda que se plantea a la hora de la compra es si optar por un nebulizador “tipo” o si optamos por lo que se podría definir como “industrial”. Lógicamente uno u otro van a depender del tamaño del espacio sobre el que queramos incidir para la reducción de la temperatura lo que provoca importantes diferencias, por ejemplo, de potencias lo que se traduce en un precio más elevado en el caso de los segundos que, además, pueden presentar algunos requisitos para su perfecto funcionamiento como son demandar una conexión fija y continua a la red de agua para facilitar que el depósito que se vincula a ellos estén siempre surtidos.

VENTILADORES DE TECHO

Otra de las opciones que se nos plantean son los ventiladores de techo que, además, pueden contribuir no sólo a mejorar la sensación de calor sino que también “decoran” nuestra habitación, salón o terraza.

Aquí lo primero que tenemos que tener en cuenta antes de la compra es el tamaño de la propia habitación donde se colocará ya que esto definirá su diámetro. Sin olvidar otro aspecto básico como es la propia potencia del motor o de la corriente que emplee ya que esta circunstancia va a tener una clara incidencia en el ruido que genere; así como el propio material que se use en las aspas, siendo recomendable para los ventiladores que se coloquen en el exterior el plástico.

Sección: