Agronews Castilla y León

 

  • La apuesta por lo ecológico de Aldi

Una reciente jornada celebrada durante la feria Fruit Attraction que se ha celebrado en Madrid ha permitido conocer algunos datos sobre la compra de productos españoles de la empresa de distribución Lidl.

Así, como una de las principales conclusiones del encuentro coordinado por FEPEX, Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas, es que la citada empresa, en 2016, adquirió a los agricultores españoles 1,4 millones de toneladas de frutas y hortalizas, lo que representa el 7% de la producción total del país, de las que 1,2 toneladas se exportaron a las 10.000 tiendas con las que cuenta en 28 países de Europa.

FEPEX destacó que en 2016 se vendieron más allá de las fronteras españolas frutas y hortalizas por valor de 12.400 millones de euros, por lo que Lidl concentró el 8,2% de esa exportación.

Lidl exporta más de 50 variedades de estos productos, especialmente sandías, melones, cítricos como limones y naranjas o los tomates, teniendo como principales destinos los mercados de Alemania, el Reino Unido o Francia.

 

Compras agregadas

La cadena considera que buena parte del éxito que están alcanzando en España, donde llegaron en 1994 con un primer establecimiento para iniciar desde ahí un significativo crecimiento que les ha llevado a contar con más de 540 establecimientos y significar ya el 4,1% de la cuota de mercado del sector, son las compras agregadas que se realizan para el conjunto de la cadena lo que permite concentrar la demanda y lograr unos precios de adquisición que permite hacer más competitivo al producto de cara al consumidor, siempre ofertando la máxima calidad.

En esas compras el campo, los agricultores y ganaderos españoles tienen cada vez más peso, afirman desde Lidl, pues en 2016 ese importe superó los 3.200 millones de euros, logrando que 7 de cada 10 productos que se ofertan tengan procedencia hispana, logrando que, en apenas ocho años, desde 2008, se haya pasado de que sus lineales contasen con el 35% de sus productos con ese origen al 70% actual.

Si las compras de frutas y hortalizas son, lo que se podría calificar, el buque insignia de la apuesta por los productos locales, por los productos españoles, de Lidl es importante destacar el paso dado en el año 2016, cuando desde la empresa alemana decidió dar el paso para que la totalidad de la leche que vende a través de la marca de distribución “Milbona” tuviese procedencia de granjas españolas, incrementando sus compras entre esas granjas en un 35% pasando de 100 millones de litros a los 135, cantidad que representa el 4,5% del mercado en España.

Tampoco se puede olvidar el hecho de que la empresa ya tiene un 100% de productos españoles en su surtido fijo de carne, compuesto por 75 artículos bajo las marcas “Rústico” (ternera, cerdo y conejo) y “Delave” (ave)

 

La apuesta por lo Ecológico de Aldi

Si hablando de Lidl la compra de productos españoles se ha convertido en la seña de identidad en los últimos años, la apuesta por lo ecológico es, según muchos expertos, el eje sobre el que gira el amplío crecimiento que ha vivido la cadena Aldi hasta llegar a contar con más de 260 centros en España en los que trabajan más de 3.000 empleados.

La citada empresa, también alemana y que arrancó su andadura por Cataluña y la zona mediterráneo para posteriormente extenderse hacia el centro, la reforzaba su campaña por ese tipo de productos dentro de la marca propia GutBio que cuenta en la actualidad con más de 200 referencias que van desde zumos, a las miel, las galletas, bebidas vegetales o productos cárnicos, todos ellos con el respaldo que supone contar con la “etiqueta comunitaria” que define a los productos ecológicos.

Sección: