María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Zamora puede presumir de su sector agroalimentario como base fundamental de la economía. Es una provincia eminentemente agraria con agricultores y ganaderos que mantienen una tradición heredada de padres a hijos y que basa su futuro en los productos de calidad. Una prueba de ello es Leche GAZA. La industria láctea se sustenta en los 80 socios de la provincia que entregan su leche a diario y que transforman en un productos de excelente calidad.

La evolución de Leche GAZA ha sido importante y constante ya que hace 56 años ganaderos de la provincia se unieron para crear esta importante industria láctea que ha llegado, después de tanto tiempo, a situarse entre las empresas punteras no solo de la provincia sino de la Comunidad. Al principio eran unos 550-600 ganaderos que producían unos 17 millones de litros al año ahora son 80 pero alcanzan los 50 millones de litros.

El año pasado la industria láctea zamorana consiguió facturar unos 37 millones de euros, cifra que esperan superar en este 2022.

La nueva fábrica, ubicada desde hace ya meses en la localidad de Coreses, va a permitir duplicar su producción en un plazo de cinco años. La inversión ha sido de 23 millones de euros pero cuenta con unas instalaciones modernas y capaces de acoger un crecimiento que esperan que sea “sostenido, pero constante”, como señala el gerente de Leche GAZA, Ignacio Quintanilla.

Durante este año la industria ha llevado a cabo la “Declaración Ambiental del Producto, desde la granja hasta la mesa, incluyendo todo lo que tiene que ver a las huellas ambientales dentro del ciclo de vida del producto. Al igual que con la certificación en granja”, añade Quintanilla.

En la actual fábrica gracias a la implantación de procesos innovadores que mejoran la eficiencia energética “hemos conseguido reducir la huella de carbono un 18 por ciento, también hemos logrado una reducción del uso de los recursos fósiles, lo que ha disminuido el consumo de gas natural en un 33 por ciento y de la electricidad en un 22%, a pesar de aumentar de forma importante la capacidad productiva de la fábrica”, argumenta el gerente.

La empresa tiene previsto continuar con su crecimiento no solo en Castilla y León, en la que se encuentran muy bien situada ya que es su primer mercado, sino también en otros como el madrileño, además de comercializar productos en China, Europa y Asia.

De cara al futuro, además de comercializar la leche, como han estado haciendo hasta ahora, estudian la posibilidad de sacar al mercado productos nuevos como quesos, yogures o mantequilla.

Leche GAZA cuenta en la actualidad con 41 personas que forman parte de la plantilla de personal fijo, aunque el número de puestos de trabajo indirectos llega a estar entre las 250-300.

Sección: 

Provincias: