Rebeca Adalia - Agronews CyL

RICARDO IGLESIAS, director comercial de Cárnicas Iglesias

Líderes del sector cárnico en Castilla y León, con presencia en los principales operadores regionales y nacionales, y distribuidores de la marca premium Campo Charro. La empresa Cárnicas Iglesias hace balance del año 2020, un ejercicio en el que sus ventas online han aumentado notablemente y su desarrollo empresarial ha dirigido sus objetivos hacia la digitalización, el control de los procesos de producción y la reducción de los tiempos.
 
- ¿Cómo se consigue estar a la cabeza del sector cárnico?
 
Supongo que con la combinación equilibrada de calidad, servicio, innovación, precio, marketing y músculo financiero. En el sector cárnico, más concretamente hablando de productos curados y especialmente en jamones y paletas ibéricas, es fundamental. Todo esto es consecuencia de un equipo humano brillante; sin duda, lo más importante.
 
- El proyecto de 'Implantación ERP SAGE 200c' os ha permitido mejorar en el uso y en la calidad de las tecnologías en vuestra empresa. ¿Qué medidas habéis implementado y cuál es el balance de sus resultados?
 
En realidad, llevamos muchísimos años utilizando el ERP de SAGE, desde que se denominaba LOGIC CLASS, y hemos ido adoptando las actualizaciones que nos han parecido interesantes, como es el caso de SAGE 200c, que es más intuitivo para el usuario y facilita el trabajo con soluciones en la nube.
 
En los últimos años estamos apostando fuerte por la digitalización de nuestra empresa, añadiendo herramientas al propio ERP con el objetivo de controlar mejor los procesos de producción y reducir los tiempos, los costes y los desperdicios, manteniendo la flexibilidad en formatos que cubra las necesidades de los clientes.
 
Aún es demasiado pronto para analizar los resultados de esta estrategia, lo que sí podemos decir es que todo esto nos ayudó muchísimo para poder atender la inesperada demanda durante el confinamiento del año pasado. Estamos muy orgullosos de haber atendido a todos nuestros clientes a pesar de las enormes dificultades de aquel momento.
 
- ¿Habéis aumentado el número de ventas online en el último año?
 
Muy notablemente. Tenemos crecimientos importantísimos. Lo mejor de todo es que estamos presentes en otros países a través de canales tradicionales: retail, horeca… pero las ventas online en otros países nos abren puertas a nuevos clientes, especialmente en Reino Unido y Francia.
 
- La calidad de vuestros productos cárnicos es reconocida a nivel nacional e internacional, ¿cuáles son los datos de producción y exportación de Cárnicas Iglesias?
 
En 22.000 metros de fábrica dividida en dos plantas contamos con una exclusiva para la clasificación, salado, curado y embodegado de jamones y paletas, y otra para fabricación de embutidos, embuchados y curados. Hemos registrado más de un millón de kilos de embutido y embuchados al año. Hemos vendido más de 100.000 jamones y paletas procesadas al año. Además, contamos con tres líneas automatizadas de loncheado y exportamos el 5% de nuestras ventas.
 

 
- La pandemia ha anulado la celebración de ferias y eventos. ¿Qué ha supuesto para vuestra empresa?
 
Teníamos previsto acudir como expositores a tres ferias que finalmente no se han celebrado.
Hemos amortiguado el impacto con exposiciones virtuales, reuniones y entrevistas online, demostraciones e incluso degustaciones reales pero a través de videoconferencias. La anulación de eventos ha provocado un descenso de ventas importante en distribuidores y canal HORECA. Hemos compensado con el canal retail. Podemos afirmar que estamos satisfechos y contentos a nivel cualitativo y cuantitativo porque nuestro modelo de negocio y el canal de distribución, nos han ayudado, además de contar con un equipo humano sobresaliente.
 
- Vuestra carta de productos cárnicos es amplia pero, ¿quién reina en la compañía?
 
Los loncheados. Esta presentación en distintos formatos, pesos, presentaciones y marcas, representa el 40% de nuestra facturación. A nivel cualitativo, siento que fabricamos muy bien el chorizo ibérico y de cerdo blanco en todas sus presentaciones: cular, sarta, vela y loncheado. El resultado, después de más de un año de desarrollo, de nuestros chorizos 100% naturales es también destacable.
 
- ¿Qué papel juega Cárnicas Iglesias en el sector alimentario?
 
Somos empresa líder en Castilla y León. Estamos presentes en los principales operadores regionales y nacionales. Contamos con distribuidores en las principales plazas del país que atienden el canal Horeca bajo nuestra marca premium: Campo Charro. Nuestra empresa ha realizado en 2020 compras por valor de más de 11 millones de euros y ventas por valor de más de 19 millones de euros.
 
- ¿Qué supondría para vuestra empresa la aprobación de la futura IGP Jamón Serrano?
 
Nuestros jamones son gran reserva para los formatos enteros y deshuesados, y gran reserva o reserva para el formato loncheado. La raza, la alimentación del ganado, y el proceso largo y lento de secado y embodegado determinan un producto de gran calidad y con alto valor añadido. El origen de nuestra empresa, Salamanca y el sello de calidad ETG jamón serrano transmiten seguridad y confianza a nuestros jamones serranos. No sabría valorar, en estos momentos lo que supondría.
 
- ¿Cómo ve el futuro de la industria cárnica?
 
Hay muchas variables: ganado, posibles pestes, cierres y aperturas de fronteras, evolución del canal de distribución, innovación en procesos y sobre todo en productos. La carne vegetal y la tendencia de consumidores vegetarianos, veganos… juegan un papel importante. Lo que veo claramente es concentración en todos los participantes de la cadena alimentaria. Como consecuencia, grupos cada vez más potentes y determinantes. Las pequeñas y medianas empresas tenemos que ser muy proactivos y diferenciarnos de ellos. Potenciar nuestras singularidades y atender al cliente de forma impecable.
 
- Por último, ¿qué supone para una empresa de tradición e innovación pertenecer a Vitartis?
 
Pertenecer a la Asociación de la Industria Alimentaria en Castilla y León es un privilegio. Tantas empresas relevantes, brillantes, líderes en la región más importante de España, si hablamos de productos agroalimentarios. Es una responsabilidad. Aportamos, y tenemos que continuar aportando en el futuro riqueza a nuestra región y a nuestro país, valor añadido y sostenibilidad a nuestro entorno, y optimismo y alegría a nuestras generaciones venideras de empresarios y emprendedores. Es una satisfacción poder compartir con nuestros compañeros entrevistas, conocimientos, proyectos, viajes, risas y trabajo. También es satisfacción de saber que aportamos nuestro granito de arena a esta asociación por una o muchas buenas causas. En definitiva; presumimos de pertenecer a Vitartis.

Sección: