Agronews Castilla y León

El último informe de Vigilancia Europea del Consumo de Antimicrobianos Veterinarios (ESVAC), publicado este mes de octubre por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y recogido por la Asociación Catalana de Productores de Porcino, muestra que las ventas de antibióticos para uso en animales en Europa cayeron en más del 32% entre 2011 y 2017.

Las ventas de polimixinas se desplomaron en un 66% y las ventas de cefalosporinas de tercera y cuarta generación disminuyeron en más de un 20%. Estas clases incluyen colistina y otros antibióticos utilizados para tratar infecciones graves en humanos causadas por bacterias resistentes a la mayoría de los tratamientos.

En el caso del Estado, las ventas se han reducido de 259,5 mg / PCU en 2011 a 230,3 mg / PCU en 2017. En 2014, el Estado cambió su sistema de recogida de datos, de por lo que en dicho año, las ventas se vieron aumentadas hasta 418,8 mg / PCU, por lo que la reducción en el Estado es incluso mayor.

El informe también muestra que la situación en toda Europa sigue siendo contrastante. En 19 países de los 25 que proporcionaron datos que abarcan desde 2011 hasta 2017, las ventas han disminuido en más del 5%, pero 3 países registraron un aumento de más del 5%.

La disminución sustancial en algunos países indica que también existe la posibilidad de una disminución en otros países.

La red ESVAC ha crecido de nueve países que informan datos para su primer informe que abarca 2005-2009 en 31 países del Espacio Económico Europeo y Suiza para su informe 2017.

La EMA publica un informe anual sobre las ventas de antibióticos veterinarios. Los evaluadores de riesgos y los gestores de riesgos de los Estados miembros utilizan estos informes como referencia para las políticas antimicrobianas y como orientación sobre el uso responsable de los antimicrobianos.

Puede consultar todo el informe haciendo clic aquí .

Sección: