Agronews Castilla y León

Podemos dentro de su programa electoral en el que concurren a las elecciones autonómicas del próximo 24 de mayo, dedica un apartado al sector primario, al que califica como "base de la economía de Castilla y León" en el que se marcan los siguientes objetivos:

  • Fomentar las producciones locales, cercanas, de productos de nuestra tierra frente a las grandes multinacionales del sector. 
  • Apoyo de las denominaciones de origen y demás etiquetas de calidad como una manera propia de producir con calidad e identidad frente a las desventajas de la apertura comercial.
  • Potenciar la permanencia de la juventud y la modernización del sector.

Las propuestas que se plantean para alcanzar esos fin son:

  • Monitorear y controlar las subidas desproporcionadas en los precios de determinados factores de producción básicos en el campo, como gasóleo, abonos, piensos y electricidad. Asimismo, promover la intervención pública ante los abusos en los márgenes comerciales existentes entre los precios en origen y en destino, consecuencia en muchos casos de un mercado cautivo por las grandes cadenas de distribución.
  • Adaptar la definición de agricultor activo a la de agricultor a título principal, tal como se define en la Ley 1/2014 Agraria de Castilla y León, a efectos de conseguir que la Política Agraria Comunitaria (PAC) sea destinada a los agricultores que lo necesitan. Se trata de  instar a un cambio del modelo de aplicación de la PAC en el que se tenga en cuenta que, para la concesión de pagos directos, el importe total de los ingresos obtenidos de las actividades agrarias por las personas físicas o jurídicas debe suponer, al menos, un tercio del importe total de los ingresos obtenidos.
  • Adaptar la normativa vigente para permitir el intercambio de semillas entre productores ecológicos, con el fin de preservar y mantener variedades autóctonas y locales.
  • Elaborar un Plan de Conversión hacia la agricultura ecológica que potencie la innovación en el sector y el cuidado del medio, estableciendo el objetivo de llegar al 15 % de la producción agraria ecológica en diez años. Para ello se aprovechará el hecho de que ya numerosas zonas de nuestra comunidad mantienen sistemas agrarios muy cercanos a la agricultura y ganadería ecológicas, requiriendo, por tanto, pequeñas modificaciones para el cumplimiento de la normativa de producción ecológica.
  • Restablecer la certificación pública de la producción ecológica atribuyendo competencias exclusivas para esta labor al Consejo de Agricultura Ecológica de Castilla y León, tal como ha sucedido hasta 2014, cuando la Administración regional abrió la puerta a las certificadoras privadas.
  • Fomentar la transformación de los productos ecológicos desarrollando un marco normativo específico para la transformación de los productos ecológicos obtenidos en la propia explotación.
  • Fomentar la formación, la investigación y la transferencia tecnológica en el sector de la producción ecológica: introducir la agricultura ecológica en el ámbito de le enseñanza a nivel global (es decir, desde las escuelas hasta las universidades, ya que de esta forma se normalizaría y se conviviría con ella) a través de planes compartidos entre agricultores, centros educativos y ganaderos.
  • Garantizar la modernización de las explotaciones vitícolas mediante la máxima financiación posible de los planes de reestructuración o reconversión de viñedo —Organización Común del Mercado vitivinícola— autorizados por la normativa comunitaria. Elaboración de planes para evitar la discriminación que supone utilizar distintos módulos económicos en función de si las tareas las lleva a cabo el propio viticultor o son encargadas a terceros.
  • Incrementar el apoyo y el compromiso a largo plazo para la defensa de las denominaciones de origen y demás figuras de calidad exis tentes, como mejor medida de protección de la calidad y diferenciación de nuestros productos ante las políticas neoliberales de homogeneización que se están imponiendo en los últimos años, con el TTIP como mayor agresión de fondo.
  • Implicación en las mesas interprofesionales del ámbito territorial, con el fin de que estas se conviertan en una herramienta eficaz, capaz de asegurar un precio digno a los sectores implicados, que cubra en todo caso los costes de producción.
  • En línea con una gestión eficiente y de calidad de los bienes públicos, promoveremos la recuperación del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL).
  • Fijación generacional, mediante la creación de centros de Formación Profesional en aquellos territorios que tengan potencialidades para el desarrollo de un sector primario moderno, tecnológicamente avanzado, primando los avances en agricultura ecológica.

Sección: