Agronews Castilla y León

 

  • Los mercados energéticos estén disparados

  • Los números hablan

Uno de los sectores que más ha crecido durante lo que llevamos de año debido a la guerra de Rusia contra Ucrania es el del petróleo. El inicio de la contienda supuso ya un fuerte incremento en los precios del crudo y también un cambio considerable en la distribución de los mercados. Este último se vio intensificado con la llegada de las medidas sancionadoras que tanto Estados Unidos como la Unión Europea impusieron sobre las importaciones de petróleo y gas de Rusia, lo que ha supuesto eliminar del mercado a uno de los más duros competidores del mismo. Esto ha supuesto que los ingresos de las empresas de este sector se hayan disparado, para alegría de los inversores que aprovechan los mejores brokers analizados por la web Brokerschart.es para ejecutar su operativa.

Mercados energéticos disparados

Analizando los mercados, los precios del petróleo llegaron a incrementarse en un 50% durante el periodo más álgido del conflicto, cuando este explotó en el mes de marzo, manteniendo niveles por encima de los 100 $ el barril en el caso del barril de Brent, prácticamente hasta agosto. A día de hoy, ese barril de referencia cotiza en torno a los 90 $, a niveles similares a los que cotizaba a principio de año. Respecto a los precios del gas, la situación ha sido incluso más dura para los usuarios, aunque mucho más rentable para las empresas dedicadas al sector.

En concreto, los precios de este suministro básico en buena parte de Europa se han disparado en torno a un 150 % en algunos momentos puntuales como el inicio del conflicto o con el final del verano, abriendo oportunidades para operar en estos activos en los brokers que lo permiten, como Avatrade.es. En este caso, sí es cierto que buena parte de los países europeos han hecho sus deberes, disponiendo actualmente de reservas suficientes de gas para alimentar sus sistemas ante la previsión de un invierno que tampoco se presenta excesivamente frío. Además, los cambios en la organización y distribución del gas, especialmente en Europa, han permitido superar mejor la falta de suministro.

Los números hablan

En este contexto es evidente que las grandes empresas petroleras son las ganadoras de este mercado. Teniendo en cuenta que ya de por sí, tanto la venta de combustibles como la de gas son mercados con un cierto tinte de oligopolio, en el cual las empresas son las que mandan, en una situación generalizada de escasez como la provocada por el conflicto en Ucrania los resultados de los operadores se han disparado. Por citar algunos ejemplos, las cuentas de Shell hablan de un incremento de las ganancias del 280% en el segundo trimestre de 2022 frente al mismo período de 2021, en el cual ya estábamos saliendo de la pandemia.

Resultados similares firman otras compañías expertas en la prospección y extracción petrolera de gas, tales como son Mobil o Chevron. En el caso del mercado europeo, Total Energies registra unos beneficios de más de 18.000 millones de euros durante el trimestre, a los que se suman los 7.400 de Eni o los 2.500 de Repsol. Unas cifras que seguirán creciendo durante el segundo semestre de este año ante hechos como el recorte en la producción de petróleo fijado por la OPEP o bien las posibles incertidumbres que el conflicto de Ucrania pueda generar.

Sección: