Agronews Castilla y León

El pasado miércoles 18 de agosto, las organizaciones profesionales agrarias abulenses UCCL, ASAJA y UPA han mantenido un encuentro para evaluar la situación que el pavoroso incendio de la Sierra de la Paramera está causando a cientos de ganaderos de las comarcas de Valle de Amblés y Valle del Alberche.

Con posterioridad a dicha reunión, los representantes de las citadas organizaciones estaban citados en la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, donde la directora general de Desarrollo Rural de la Consejería de Agricultura, junto al Delegado Territorial y la jefa de Servicio de Medio Ambiente de Ávila, esbozaron las directrices de las actuaciones que se pretenden llevar a cabo para compensar parte de los daños y problemática de la ganadería afectada por el incendio.

Por parte de las tres OPAS se plantearon una serie de reivindicaciones que se están recibiendo de los ganaderos afectados. La más importante es la búsqueda de una solución para que las superficies de pastos quemadas puedan seguir siendo elegibles a efectos de poder justificar los derechos de Pago Básico en las declaraciones anuales de ayudas y poder percibir las ayudas de la PAC en años sucesivos.

También se ha propuesto la instauración de ayudas de mínimis para todas las explotaciones afectadas, la exoneración en determinados pagos (IBI, cuotas de Seguridad Social, pastos comunales, etc), ayudas para la reposición de cerramientos, maquinaria y naves destruidos, préstamos bonificados, disminución de la carga fiscal en el IRPF del año próximo, así como flexibilizar los movimientos de ganado entre términos municipales próximos por motivos de bienestar animal.

Por otro lado, hemos reclamado a la Junta la supresión de las tasas por servicios administrativos y veterinarios. Las organizaciones agrarias agradecieron la iniciativa de la Consejería de Agricultura de proporcionar alimentación para el ganado a medio plazo, cuestión en la que ya trabaja la administración.

También se ha pedido contemplar como causa de fuerza mayor y flexibilizar las condiciones del cumplimiento de plazos e inversiones en los casos de jóvenes que se han incorporado a la actividad y han perdido parte de las inversiones ya realizadas -entre ellas en ganado, naves o maquinaria-, o de aquellos que tienen pendiente certificar sus expedientes para poder recibir las ayudas de incorporación al campo.

Posteriormente, se mantuvo otra reunión en la Diputación Provincial de Ávila con su vicepresidente y los diputados responsables en materia de agricultura y ganadería de esa Institución.  Por parte de ésta, se expuso la labor que ya llevan desarrollando varios días, relativa a la canalización y coordinación de las donaciones de alimentos para el ganado que se están recibiendo de manera voluntaria y solidaria por parte de agricultores y ganaderos desde distintos puntos de la geografía nacional. Por parte de la Institución provincial se indicó a los representantes de los ganaderos están estudiando la publicación de diversas líneas de ayuda en coordinación con el resto de administraciones. Desde las OPAS se apoya la coordinación que se lleva a cabo por la Diputación Provincial para la distribución de alimentos para el ganado, y ya se la está facilitando contactos de oferentes de alimentos.

De acuerdo con la información recibida en las reuniones antes indicadas, ambas administraciones van a solicitar al gobierno de la nación la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil (anteriormente conocida como zona catastrófica).

Para el seguimiento de las actuaciones de la administración, las OPAS han propuesto la creación de un comité de seguimiento, para analizar y evaluar la ejecución de las ayudas y otras actuaciones que se lleven a cabo en la amplia área devastada por el incendio. En dicho comité estarían integradas tanto representantes de las OPAS como de las administraciones que aporten recursos a la zona afectada por el incendio.

Al no haber sido convocados aún por la Delegación del Gobierno en Castilla y León, las tres organizaciones agrarias solicitarán una reunión a su Delegado, para exponerle la necesidad de que el Gobierno de España una esfuerzos y aporte recursos económicos junto a la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial y se establezca un verdadero Plan de recuperación y reactivación económica y social en la zona aprovechando los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea. Necesitamos la implicación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y del Ministerio de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico.

En el plazo de unas dos semanas, las tres organizaciones convocarán a una reunión a todos los ganaderos y agricultores damnificados para informarles de los contactos y negociaciones mantenidas con las distintas administraciones, así como para recabar más información de los daños, demandas y problemática a la que se enfrentan los ganaderos.

Sección: 

Provincias: