María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Después de más de diez años, el 9 de marzo de 2007, desde que se pusiera la primera piedra por parte del ex -presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, parece que este gran proyecto va “a ver la luz” dentro de muy poco tiempo. Ello se debe a que la empresa Magdala, promotora de este plan, haya empezado a realizar los primeros desbroces y a instalar las vallas donde irá ubicada la Biorrefinería en la localidad zamorana de Barcial del Barco.

Este proyecto, que lleva mucho tiempo intentando salir hacia adelante, podría ser ya una realidad dentro de dos años una vez que la Diputación Provincial de Zamora compre los terrenos que pertenecen a Ecobarcial. Hay que recordar que la institución provincial aprobó en el pleno celebrado el pasado mes de septiembre la compra directa de los terrenos por valor de 307.009 euros. Se trata de una ubicación situada en el paraje La Dehesa en la localidad de Barcial del Barco que es propiedad de la sociedad Ecobarcial. Tras el acuerdo al que llegaron con la empresa Magdala (EA GREEN ENERGY) estaba previsto que las obras comenzaran antes de finalizar el año. El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco Requejo así lo confirmó recientemente cuando afirmó que a finales de este mes o principios de diciembre se haría efectiva la compra de los terrenos a falta de algunos “papeles que quedaban por definir”.

El promotor de la Biorrefinería Multifuncional de Barcial del Barco, Vicente Merino, ha reiterado en varias ocasiones que “las obras de esta planta ya están adjudicadas a la empresa Acciona y que se cuenta con la financiación de dos bancos extranjeros para su inicio y que además se está negociando la posibilidad de que entidades bancarias españoles se sumieran a la financiación completa del proyecto”.

Señalar que esta iniciativa empresarial tiene por objetivo obtener bioetanol un compuesto de la gasolina que espera que también se utilice para la creación de diversos materiales plásticos a partir de la remolacha y el maíz.

Así las cosas, si las obras comienzan a finales de este año es previsible que en unos 21 meses la planta esté ya en funcionamiento y durante la ejecución de las obras se podrían generar unos 250 empleos directos y unos 500 indirectos.

De igual modo, durante la explotación de la Biorrefinería los cálculos que se contemplan en el proyecto son de 60 puestos de trabajo directo y unos 120 en servicios ligados a la fábrica, además de otros 2.000 puestos indirectos. El conjunto en Castilla y León donde se proyecta otra Biorrefinería en La Robla, podría alcanzar el total de 500 puestos de trabajo directo y unos 5.000 indirectos.

Hay que recordar que este proyecto ha conseguido contar con el apoyo de 140 ayuntamientos no solo de Zamora sino también de León y Salamanca, de diferentes instituciones y asociaciones, además de tener el beneplácito del sector agrario en representación de las distintas organizaciones agrarias de la provincia zamorana que apuestan porque esta iniciativa salga adelante.

Sección: