Agronews Castilla y León

La producción de energías renovables puede llegar a ser un complemento interesante de ingresos para los agricultores, según un estudio publicado el jueves por la Agencia del Medio Ambiente y el Control de la Energía de Francia, Ademe.

Según él, la producción de energías renovables por el mundo agrícola representó una facturación de 1.400 millones de euros en 2015, o el 2% de la facturación de la agricultura, principalmente a través de la producción de biocombustibles que alcanzan los 1.000 millones de euros.

La energía fotovoltaica, las plantas de cogeneracion, la biomasa o el espacio para aerogeneradores han aportado 109, 88, 85 y 34 millones de euros, respectivamente, a los agricultores. Estas cifras a, según la Ademe, podrían tener un "impacto significativo" para las 50.000 explotaciones agrícolas y ganaderos que utilizan algunas de ellas y que ya suponen el 15% del total, de cerca de 15 000 euros de ingresos adicionales anuales.

La producción de energía verde sigue siendo bastante concentrada en Francia, ya que casi la mitad, aproximadamente el 45% proviene de las regiones de Grand-Est, Hauts de France y Centre-Val de Loire. Según el estudio, la agricultura contribuyó, durante 2015 en Francia, al 20% de la producción de energías renovables, principalmente a través de la producción de biocombustibles y la instalación de turbinas eólicas. Por lo tanto, el sector ha producido tanta energía "limpia de CO2" como ha consumido energías no renovables, es decir, 4,5 millones de toneladas en equivalente de petróleo. Su contribución podría duplicarse en 2030 y triplicarse para 2050 en Francia, dice Ademe.

Pero para alcanzar estas previsiones, la Agencia recomienda mejorar los mecanismos de financiación, facilitar y agilizar los procedimientos administrativos, así como la promoción de modelos de negocios adaptados al mundo agrícola".

Sección: