Agronews Castilla y León

 

  • Pinna Fidelis Reserva 2018 y el Crianza Cañus Verus 2019 se alzan con dos Grandes Manojo

Castilla la Mancha con 12 vinos premiados y Castilla y León con 7, han sido las Comunidades triunfadoras de la actual edición de los Premios Manojo. Cataluña ha obtenido un galardón, Valencia 3 y Extremadura 1 y Rioja 2.

La rigurosidad, trasparencia y fiabilidad de los Premios Manojo, comentada por todos los asistentes, en el acto de entrega, viene dada por varios factores:

  • Por la confianza que les otorgan las bodegas cooperativas, que envían sus vinos al certamen que en este caso procedían de 11 Comunidades Autónomas.
  • Por la pluralidad y profesionalidad del comité de cata, que evalúa todos los vinos presentados al concurso, con un anonimato garantizado por la Notario de Tordesillas, presente en el descorchado, ensacado, precinto y numeración de todas las botellas.
  •  Por el periplo de más seis mil ochocientos kilómetros que han recorrido en esta ocasión los técnicos de Urcacyl por toda la geografía española, para recoger una segunda muestra de los 64 vinos seleccionados; teniendo que descalificar cuatro de los mismos, por no reunir los requisitos establecidos en las bases.
  • Por el hecho de que son muy pocos los vinos galardonados, ya que sólo un 6 % ha obtenido un premio.

La entrega de premios

El acto de la entrega de la XVIII edición de los Premios Manojo, al que asistieron más de trescientas personas se celebró en las Casas del Tratado de Tordesillas y estuvo presidido  Gerardo Dueñas Consejero de Agricultura y Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, quien comentó durante el certamen,  que muchas de las cooperativas son precursoras de las Denominaciones de Origen. La viticultura, comentó, es un motor de la economía en Castilla y León con 1000 millones de euros de facturación y 15.000 agricultores.

El presidente de Urcacyl, Fernando Antúnez, se refería al concurso, iniciado en 1996, cuando un grupo de enólogos de nuestras bodegas cooperativas alentaron a URCACYL para poner en marcha este certamen. Estos premios son una oportunidad de hacer llegar a la hostelería, a la distribución y al conjunto de la sociedad el mensaje de que somos empresas modernas, profesionales y competitivas, que elaboramos vinos de probada trazabilidad y de contrastada calidad.

En su intervención Miguel Ángel Oliveira, alcalde de Tordesillas, agradeció a Urcacyl el elegir lo largo de todas las ediciones, el municipio tordesillano para el desarrollo de las catas y de la entrega de premios, de los que la histórica Villa se siente muy orgullosa.

Por su parte Ernesto Moronta, presidente de la Unión Regional de Cajas Rurales de Castilla y León, patrocinadora de los Premios Manojo, comentó la estrecha vinculación entre las cooperativas de crédito y las cooperativas agroalimentarias así como su apuesta por el sector.

Tomás Postigo, presidente del Jurado de Cata, comentó que los Premios Manojo son el mejor concurso nacional por su forma de realización, seleccionándose algunos de los mejores vinos España. La D.O. Ribera del Duero existe gracias a las cooperativas y al impulso que tuvieron por los párrocos de los pueblos, los técnicos de extensión agraria y las Cajas Rurales.

Ángel Villafranca presidente de Cooperativas agroalimentarias de España, destacó que el viñedo genera economía, riqueza, industria y asentamiento de la población. Las cooperativas son garantes de su calidad y de su comercialización.

 

Vinos participantes

Este año han participado 442 vinos de toda la geografía nacional. De entre ellos 64 llegaron a ser finalistas, y tras la cata final, sólo 27 han resultado ganadores en las diferentes categorías: Semisecos y dulces, cavas y espumosos, blancos jóvenes, rosados jóvenes, tintos jóvenes, tintos jóvenes roble, tintos crianza y tintos reserva.

Los Premios Manojo tienen su razón de ser teniendo en cuenta que a nivel nacional, en torno al 60% del vino producido está en manos de las cooperativas.

Estas Entidades Asociativas son las que han velado históricamente por el cultivo de la vid, han impulsado la constitución de la mayor parte de las D.O. y ocupan muchas cargas en sus Consejos Reguladores. Además, las bodegas Cooperativas están haciendo un enorme esfuerzo inversor y controlan todo el proceso de la producción y elaboración, siendo garantes de la trazabilidad y de una calidad cada vez más contrastada. El resultado se traduce en unos vinos de muy buen paladar a unos precios muy competitivos.

Tags: 

Sección: