Agronews Castilla y León

Ante la expectativa de un aumento de la demanda mundial de alimentos en un 60% de aquí a 2050, el Foro Empresarial de la Presidencia de las cooperativas agrarias europeas (Cogeca) ha examinado hoy las estrategias que las cooperativas agrarias ponen en marcha para hacer frente a los desafíos económicos y medioambientales generados por el cambio climático.  

Durante la inauguración del evento en Malta, el Presidente de la Cogeca, Thomas Magnusson, ha subrayado que la agricultura y la silvicultura forman parte de la solución para atajar el cambio climático. La gestión del suelo, una gestión mejorada de los pastos y la forestación son fundamentales para reducir las emisiones. Magnusson ha hecho referencia a los desafíos crecientes a los que se enfrentan los productores (como los fenómenos meteorológicos extremos y la mayor volatilidad del mercado) y ha destacado el liderazgo de las cooperativas agrarias para superar estos retos.

Durante el evento de alto nivel, acogido por Koperattivi Malta y al que ha asistido el Secretario parlamentario maltés de Agricultura, Pesca y Derechos de los animales, Clint Camilleri, se han presentado algunos ejemplos concretos.

Entre ellos, se han destacado las medidas mejoradas para permitir a los agricultores una mejor gestión del riesgo derivado de la volatilidad de los precios, consecuencia del cambio climático. Las cooperativas agrarias están, asimismo, involucradas en proyectos relacionados con la agricultura de precisión, que permitirán a los agricultores y a sus cooperativas producir más utilizando menos recursos y mejorar la gestión sostenible del agua. Además, están liderando programas de investigación y desarrollo para desarrollar nuevas variedades de semillas, por ejemplo, más resistentes a los fenómenos meteorológicos.  

Están demostrando también un auténtico liderazgo a la hora de mejorar la eficiencia energética y fomentar el uso de las energías renovables. La agricultura y la silvicultura ofrecen alternativas a los combustibles de origen fósil respetuosas con el medio ambiente, a partir de residuos de cultivos o de cultivos energéticos, ayudando así a la UE en la descarbonización del sector de los transportes.

Sección: