Agronews Castilla y León

 

  • Aseguran que están siendo testigos de una enorme falta de equilibrio entre la implantación de las renovables y el impacto de estos nuevos proyectos en nuestro paisaje y actividad agraria
  • Afirman estas entidades asociativas que no es compatible la falta de planificación ordenada de la expansión de estas instalaciones choca con  un correcto estimulo de la actividad enoturística de La Rioja

Un nuevo Boom de las renovables sin control ni medida ha irrumpido en La Rioja afectando al paisaje del viñedo y por tanto a los proyectos ecoturísticos de la zona. Actualmente se están tramitando proyectos, afirman desde la Federación de Cooperativas de esa comunidad autónoma cuya implantación se ha previsto en Aldeanueva y especialmente en los valles de Ocón y del Jubera, todas estas zonas eminentemente agrarias y donde muchos de los socios de las cooperativas agrarias tienen asentados sus cultivos.

Una industria pesada como son las centrales eólicas viene a ocupar el espacio de otra industria, ya instalada como la agraria y especialmente en el corazón de nuestra D.O.Ca. Rioja. Por ello, la federación quiere sumarse a todas las recientes reivindicaciones del sector agrario, en las que se ha puesto de manifiesto un elemento clave en todo este proceso, la falta de planificación ordenada del territorio ante el alza de los proyectos de renovables que se están tramitando.

Retomando las palabras del presidente de FECOAR, Fernando Ezquerro, “Tal y como se están planteando las cosas en este momento, existe un verdadero peligro para nuestro paisaje agrario que podría incluso llegar a perjudicar a nuestro mejor activo: la actividad agraria. Es urgente que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto y frenen estos macroproyectos de inmediato.”

Desde la federación, se señala que no se trata de cuestionar el aumento de dispositivos que permitan que la energía renovable vaya cogiendo más peso en la región, sino que dicha implantación se valore y se tramite de tal forma que no sea a costa de generar un grave perjuicio para nuestro sector agrícola riojano.

Retomando este último argumento y poniendo en primera línea la importancia del sector vitivinícola en nuestra región, el presidente expone que “si el ejecutivo riojano quiere que se aproveche al máximo el paisaje vitivinícola y que por lo tanto nuestra comunidad autónoma se posicione como uno de los líderes mundiales en enoturismo, debe de insistir más en la planificación ordenada de nuestro territorio y buscar el mejor equilibrio posible entre la implantación de energías renovables y la conservación de nuestro potencial paisajístico”. Concluye el presidente, “al final se trate de tomar medidas en consonancia con el interés general de nuestra región cuyo principal activo es la actividad agraria”.