Agronews Castilla y León

El conflicto por la ocupación de la Federación Rusa de la Península de Crimea en el año 2014, se saldó entre otras cuestiones, recuerdan desde la Unión de Extremadura, con sanciones económicas entre la Unión Europea y esta Federación, la que más afectó a los agricultores y ganaderos fueron la suspensión de importaciones de productos agrios por parte de Rusia y el hundimiento del mercado de ciertos productos por estas circunstancias.

Sin entrar a valorar las cuestiones estratégicas de defensa de los distintos países, lo que no se puede admitir, aseguran desde la organización agraria, es que cada vez que se produce un conflicto internacional al final los perjudicados sea siempre los  agricultores y ganaderos  a los cuales por represalias entre los estados se hunden los mercados de sus producciones.

En el periodo 2008-2013, España exportó a Rusia productos agroalimentarios por un importe superior a los 3.950 millones de €, en el siguiente periodo que va del 2014 al 2020 estas exportaciones se redujeron a menos de 2.000 millones con una pérdida casi absoluta de exportaciones de productos cárnicos (más de 900 millones) y de frutas y hortalizas ( más de 750 millones), todo ello debido a las sanciones que Rusia impuso a estos productos como contestación a las sanciones que la U.E le había impuesto en otras cuestiones.

"En estos momentos, volvemos a escuchar que como represalia en el caso de invasión de Ucrania por Rusia se van a intensificar las sanciones comerciales contra Rusia lo que volverá a ser contestado con sanciones a las importaciones de Rusia de productos agroalimentarios. ¿No hay otra manera de resolver los conflictos que no pase porque seamos agricultores y ganaderos de España los que paguemos las consecuencias?", se preguntan desde la Unión de Extremadura.

Aún hoy Rusia sigue importando frutas y hortalizas y vino de mesa en cantidades importantes, estos dos sectores muy importantes para Extremadura pudieran ser afectados por el actual conflicto, y ambos sectores en la Región no se pueden permitir el lujo de perder el mercado ruso.

Sección: