Agronews Castilla y León

 

  • El ministro de Agricultura británico acepta finalmente mantener las condiciones actuales como le había pedido la consejera de Agricultura por carta el pasado 5 de febrero

  • De la Concha: « Es un acuerdo muy importante, porque nuestra patata supone el 70 por ciento del total que exporta España a Reino Unido, y salvamento más de 100 puestos de trabajo » 

Las gestiones realizadas por la consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación , Mae de la Concha, con el ministro del ramo del Reino Unido, Mr. George Eustice, han resultado positivas, y Baleares podrán continuar exportando patata en el Reino Unido como iban haciendo hasta ahora a pesar del Brexit. El Reino Unido ha respondido a la carta enviada el pasado 5 de febrero por la consejera, en la que le pedía que, o bien se establece una moratoria de un año para no perder la cosecha de este año, o que se cambiara instrucción inicial para mantener las condiciones de exportación como hasta ahora. El ministro británico finalmente ha aceptado el cambio en la instrucción de las normas para exportar.

Según De la Concha, esta respuesta positiva del Reino Unido «es una muy buena noticia, un acuerdo muy importante para que nuestra patata supone el 70 por ciento del total que exporta España a Reino Unido, y porque dependen más de 100 puestos de trabajo que con este acuerdo salvamos ». La consejera también ha querido precisar que es un sector con un volumen de negocio anual de unos seis millones de euros, y que «ya se había hecho toda la plantación de esta patata, que está destinada principalmente al mercado británico, y no se podía perder la cosecha », subrayó.

La problemática empezó a raíz del Brexit, cuando la patata fue clasificada como producto de alta prioridad, y se exigía un certificado fitosanitario, certificación documental, control de identidad y una notificación previa a las empresas exportadoras de los países productores. Esto significaba declarar que no existían la ' Globodera Behrens' y la ' Globodera rostochiensis ', dos especies de nematodos que hay inherentemente en la tierra de Mallorca, pero que siempre habían sido controladas para el consumo.

De hecho, una de las opciones que se pedían era la posibilidad de modificar la instrucción sobre los certificados fitosanitarios, sustituyendo su redacción por otra en la que se especificara que las parcelas en las que existen estos dos tipos de Globodera siguen las normas marcadas por el Sistema Nacional de Control Regulador y, que, por tanto, son seguras. Esto ha sido asumido finalmente por el departamento de Agricultura del gobierno británico.

En este sentido, el director general de Agricultura, Fernando Fernández, ha querido destacar que también se ha trabajado en colaboración con Delegación del Gobierno y con el Ministerio de Agricultura, y que por ello se ha encontrado una solución rápida a un problema que tenía muy preocupados a los productores y exportadores isleños, ya que se podía perder toda la cosecha plantada por la campaña de 2021 que comienza en marzo. «Esto también pone de manifiesto la experiencia y el trabajo bien hecho que desde hace años hace el sector de la patata en la isla». Precisamente, los principales exportadores de patatas en el Reino Unido se han mostrado muy satisfechos por la rápida gestión de la conselleria y han valorado muy positivamente el acuerdo por la importancia del mercado británico para el sector.

Hay que recordar que esta relación comercial se remonta al 1927, año desde el que los consumidores británicos han podido disfrutar siempre de las patatas mallorquinas, en un momento del año en que los cultivos de nueva temporada no están disponibles en su país. Desde entonces cada año unas cinco mil toneladas de patata salen de Mallorca entre los meses de marzo y junio en el Reino Unido, donde son altamente valoradas.

Tags: 

Sección: