María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Las organizaciones “Zamora Viva” y “Ecologistas en Acción Zamora” han dado la voz de alarma de los impactos negativos derivados de la posible construcción de varias instalaciones hibridas de generación de energía -eólica y solar- en el corazón de Tierra de Campos, un área de enorme interés para la avutarda euroasiática, así como de otras especies del hábitat agrario. De hecho, estos proyectos afectarían a esta especie en Zamora que, junto con la provincia de Valladolid, alberga el 40%-44% de su población nacional, la más importante del mundo.

De forma conjunta, los proyectos híbridos Eólico-Solar “Villamayor” y “Castroverde” junto a sus líneas de evacuación, invadirían y destruirían el hábitat, las áreas de campeo y las zonas de reproducción, así como las rutas de dispersión y de migración de esta especie, aspectos estudiados desde hace décadas por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC).

Por otro lado, según señalan desde este colectivo “algunos trabajos publicados sobre la avutarda, la principal causa identificada de mortalidad no natural es la colisión con tendidos eléctricos. Un estudio sobre la incidencia de la red de tendidos eléctricos en Tierra de Campos constató que, en un solo año, murieron por colisión 108 avutardas en 167 km prospectados de líneas eléctricas de transporte y que, en un área de influencia de 2000 m a cada lado de las líneas de transporte, la densidad era nueve veces inferior a la del resto del área de distribución. También se ha demostrado que, en contra de lo esperado, la señalización de las líneas eléctricas no soluciona la mortalidad por colisión de las avutardas”.

Es importante recordar que los proyectos afectan y discurren entre tres Zonas de Especial Protección para las Aves: Penillanuras Campos Sur (ES207), Lagunas de Villafáfila (ES004) y Tierras del Pan (ES209). La avutarda euroasiática está incluida entre las especies protegidas por la legislación estatal y europea, razón por la que su hábitat se encuentra legalmente protegido, ya que dicha normativa establece “la prohibición genérica de la destrucción de su hábitat, y en particular de sus nidos, vivares y áreas de reproducción, invernada, reposo o alimentación”. Por todo ello, una resolución favorable a las instalaciones proyectadas sobre las áreas de distribución identificadas, conociendo sus efectos negativos sobre esta especie, vulneraría su normativa de protección.

Así las cosas, reiteran, una vez más, desde Ecologistas en Acción que “las transformaciones masivas de superficies agrícolas en industriales para generación de energía eléctrica están ocupando áreas de distribución de la avutarda, con la consiguiente destrucción del hábitat de toda la comunidad de aves asociadas a ambientes agrícolas (sisones, gangas ortegas, ortegas, alcaravanes, aguiluchos, aláudidos y otros paseriformes, etc.). Además, estas infraestructuras generarían enormes impactos visuales y alterarían el paisaje cultural de la comarca de Tierra de Campos”.

Este colectivo exige a la Junta de Castilla y León una adecuada planificación y evaluación ambiental de estos proyectos.

 

Tags: 

Sección: 

Provincias: