Agronews Castilla y León

Sigue el intercambio de misivas entre la industria láctea Lactalis y la Organización de Productores de Leche de Sur. Tras la respuesta de los ganaderos es la multinacional francesa la que ahora responde en un texto en el que recuerda que el día 1 de enero de 2022 va a recoger la leche en las granjas aprovechando el momento para entregar los contratos a los propietarios de las mismas.

Lactalis, que asegura que lleva dos meses negociando con la OPL, lamenta la falta de “flexibilidad” de los ganaderos a la hora de fijar un precio base mínimo que han situado en los 400 euros por cada 1.000 litros, actitud que demuestra “que no existe voluntad de negociación”. Además, afirma que no hay ningún documento oficial que respalde que ese importe es el coste de producción de la leche.

En otro de los párrafos de la carta aseguran que la industria si que ha hecho un esfuerzo de negociación de tal forma que la última propuesta “ha mejorado sensiblemente” la inicial.

Ante esta situación, la multinacional subraya en la citada carta que “fracasada” la negociación, “lo más razonable” es que OPL traslada a sus asociados la información completa sobre las condiciones contractuales ofertadas por Lactalis para enero de 2022, de “manera que cada uno de ellos, atendiendo a sus particulares costes de producción, determine si puede entregar su leche a la citada industria desde el día 1 de enero”. Así, desde la multinacional francesa reclama que la OPL comunique a sus asociados la posición de Lactalis para que puedan adoptar, “con plena información”, la decisión que consideren “asumiendo en todo caso que la entrega de la leche en estos términos cumple con el requisito legal de que cubren los costes de producción”

Sección: