Si el tiempo continúa como hasta ahora, con días suaves de 20 grados y noches frías, en la Denominación de Origen Arlanza comenzarán a cosechar a últimos de mes, “pero muy a últimos”. José Ignacio Marqués, técnico de la D.O., ha explicado que la madurez de la uva “va muy bien” y, si no cambian las condiciones, “será de muy buena calidad”. Como en el caso de la Ribera del Duero, el ciclo va adelantado respecto a años anteriores y las lluvias recientes se han agradecido, pues en el Arlanza las uvas sí que han sufrido la sequía.

El agua “refrescó la planta” y ha permitido que el fruto coja un poco de volumen. Las cepas traen menos carga de uva, lo que facilita siempre la maduración y se puede traducir en unos vinos de calidad, aunque sea en menor cantidad que en temporadas anteriores. Eso sí, la calidad final de los caldos dependerá de los propios bodegueros, pero Marqués ha reconocido que, tras veinte años de producción, ya conocen bien la uva del Arlanza y “le tienen cogido el tranquillo”, como suele decirse, para crear un vino con “identidad y de buena calidad”.

Los bodegueros ya “le tienen cogido el tranquillo” a la uva del Arlanza para crear vinos “con identidad”

En esos momentos, la uva lleva un proceso de madurez adecuado, si bien requerirá de esos contrastes térmicos para concluir sin sobresaltos. El técnico ha apuntado que la madurez alcohólica va más rápida, es decir, lo cual es una ventaja pues existe un buen equilibrio entre azúcares y acidez.Queda pendiente la maduración fenólica, la que determina el color, los taninos, los aromas o el sabor, pero con un septiembre benigno, de suaves temperaturas diurnas y fresco nocturna, se podrá completar de manera satisfactoria.

Así las cosas, en la DO Arlanza ya se están preparando para la vendimia, aunque sea un poco pronto. La cosecha suele empezar en torno al 12 de octubre, pero vamos adelantados. Casi seguro que el arranque sea para principios del próximo mes, pero “seguimos a la espera de cómo evoluciona el mes”, así que tampoco se descarta comenzar para finales de septiembre, pero muy finales. Las bodegas han empezado los preparativos, aunque no se van a hacer aforos, es decir, no se medirá la cantidad de uva por parcela pues viene mermada.

Patricia Carro - www.burgosconecta.es

Sección: 

Provincias: