Agronews Castilla y León

La vendimia de este 2019, en Cataluña, se prevé, de manera generalde cantidad igual o algo superior a la media, excepto en aquellas zonas que han sufrido daños graves por la ola de calor del mes de junio . De hecho, del 25 al 30 de junio, las altas temperaturas afectaron parcelas vitícolas situadas en las comarcas en el Priorat, Ribera d'Ebre, Alt Empordà y Terra Alta y en casos puntuales del Bages. Las pérdidas de producción más importantes ha sido en viñedos jóvenes de estas zonas, de menos de 15 años y con poca retención hídrica en el suelo. La variedad más afectada ha sido la cariñena.

Según los servicios técnicos del INCAVI y de los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen catalanas, la vendimia llega con algo de retraso respecto a los últimos años. Por zonas vitícolas, en la subzona de Raimat de Costers del Segre ya han comenzado a cosechar el 8 de agosto. En el Penedès y en la en la Ribera de Ebro se empezará a cosechar entre el 15 y el 20 de agosto, principalmente Chardonnay y Pinot Noir. La DO Tarragona prevé un retraso de entre 7 y 10 días, comenzando a cosechar chardonnay el 15 de agosto y macabeo hacia el 25 de agosto. En el resto de Denominaciones de Origen se generalizará el inicio de la vendimia la primera semana de septiembre y se alargará hasta mediados o finales de octubre con las variedades más tardías.

En cuanto la calidad sanitaria de la uva es óptima. Las condiciones meteorológicas han hecho que las afectaciones de mildiu, oidio y polilla del racimo hayan sido muy bajas, casi inexistentes.

Habrá que estar atento en las precipitaciones del mes de agosto y septiembre, que pueden incidir en el volumen final de producción, pero a estas alturas se puede afirmar que la cosecha tendrá unos valores similares a la media en la media.

Sección: