Agronews Castilla y León

A medida que finaliza la temporada de patata temprana que allí es la que se puede comercializar hasta el 15 de agosto, la Asociación de Productores de Patata de Francia, la UNPT, señala que son ahora las que tienen el destino la industria o el consumo en fresco las que cobran protagonismo.

Los primeros elementos disponibles, gracias a las muestras tomadas por el UNPT en las principales regiones de producción, muestran, por el momento, un contexto de desempeño similar, en la misma fecha, que el observado en el promedio de cinco años (2014). -2018).

Recuerdan que las superficies, mientras tanto, fueron alcistas: + 2.1% en Francia y + 2.2% para los 5 países la Asociación NEPG que reúne a los productores de patata de Alemania, Bélgica, Holanda, Reino Unido y Fancia.

Las condiciones climáticas de junio a julio (ola de calor y sequía) ciertamente han tenido un impacto significativo en las variedades tempranas mientras que en variedades posteriores, el clima de los próximos días y semanas será decisivo.

En un contexto de escasez en el suministro de papas de almacenamiento (cosecha 2018), hubo (en primavera / verano 2019) una transición satisfactoria a las patatas tempranas, que han encontrado una buena posición de mercado, aseguran desde la UNPT. Los resultados son positivos en el flujo de la oferta y lo más destacado de este producto que tiene aporta frescura en lineal.

De las 240 parcelas recolectadas por el UNPT en Francia, el rendimiento promedio de patata para la conservación, todas las regiones y todos los puntos de venta combinados, fue de aproximadamente 34.6 t / ha durante las semanas 31-32, en las tendencias medias de los últimos cinco años, en la misma fecha.

Pero la cantidad de días de cultivo es más importante, ya que las plantaciones han avanzado bastante este año. Las condiciones de siembra fueron bastante buenas este año, y se observó un buen enraizamiento.

El episodio de calor, que duró varios días, tuvo un impacto en la vegetación y, en general, el estado de senescencia de las parcelas es hoy más marcado. Se espera que la producción final sea de entre 6,2 y 6,7 millones de toneladas.

Los rendimientos observados son muy heterogéneos, en particular con una fuerte diferencia entre las parcelas no regadas y las parcelas regadas, siendo el rendimiento de estas últimas un promedio de 9 t / ha más alto, sin contar el beneficio de la calidad de la producción. Esto demuestra una vez más la necesidad de poder beneficiarse de todos los medios de producción, incluido el riego cuando sea posible, para estabilizar los rendimientos y garantizar una calidad que satisfaga las expectativas de los clientes y consumidores finales

Tags: 

Sección: