Agronews Castilla y León
  • Según datos de la organización, estas industrias están retrasando ilegalmente el pago de más de 187 millones de euros
 
La Unión Extremadura ha presentado una denuncia ante el AICA por incumplimiento de la industria tomatera del precio mínimo del tomate y por excederse en los 30 días el pago del producto. Según un comunicado, el 12 de febrero es el último día para registrar los contratos de compra-venta de tomate fresco para industria y éstos se tienen que ajustar a lo establecido en la normativa estatal, circunstancia que hasta la fecha no se ha respetado.
         
La Ley 12/2013 de funcionamiento de la Cadena Alimentaria establece en su artículo 9.c. que el precio del producto no podrá estar por debajo de los costes de producción, esto significa que numerosos estudios realizados sobre los costes de producción en este sector, no serán legales aquellos contratos que estipulen un precio por debajo de los 90 €/tm.
         
Así mismo la Ley 15/2010 que establece las medidas para luchar contra la Morosidad establece en su Disposición Adicional Primera, que el pago de los productos alimentarios frescos no excederán en ningún caso los 30 días a partir de la fecha de entrega, esta Disposición está en vigor desde el año 2010 y según la organización agraria no se ha respetado en este sector hasta la fecha.
         
Para el sector productor extremeño es fundamental que se cumplan a partir de este año estas normas ya que suponen un respiro económico importante para los más de 1.500 productores de tomates.
         
Extremadura tiene previsto contratar este año alrededor de las 24.000 hectáreas de tomates, si las industrias respetan al menos el precio de coste de los 90 €/tm, para así poderse acercar a una producción de 2,2 millones de toneladas. Para los productores, respetar el calendario de pago supone el cobro de su producción valorada en algo más de los 187 millones de euros, varios meses antes de lo que vienen cobrando hasta la fecha.
 
La Unión Extremadura tiene conocimiento que los pocos contratos que se han firmado hasta la fecha no cumplen ningún parámetro de lo establecido en estas dos leyes, por lo que han presentado una denuncia ante el Aica, para que revise todos los contratos de compra-venta de tomates y sancionen a todas aquellas industrias que no cumplan el precio mínimo y el calendario de pago.

Sección: