Agronews Castilla y León

La Unión exige a la Junta de Extremadura un plan para arrancar, de manera voluntaria, 500 hectáreas de melocotón y nectarina financiado con ayudas de "mínimis".

  Desde la crisis de la Unión Europea con Rusia por el contencioso de la anexión de la Península de Crimea y el posterior boicot de Rusia a las importaciones de frutas y hortalizas de la Unión, España perdió más de 180 millones de consumidores de fruta de este país.

  Desde aquella fecha todos los años, desde  principios de julio y hasta finales de agosto se producen enormes excedentes de melocotones y nectarinas principalmente que provocan una caída importante de precios que está arruinado al sector en los últimos años.

  Las ayudas de la Unión Europea para retirar del mercado estas producciones apenas surgen efecto en el mismo y el desplome de las cotizaciones se prolonga hasta finales de campaña.

  La Unión propuso al Ministerio de Agricultura a  principios del año 2018, un plan de arranque voluntario de estas variedades que al hundirse el mercado ruso no tienen salida. Este plan debería venir financiado por la U.E. ya que fue la misma la que ha provocado la crisis actual del sector.

  Ante la negativa de la Comisión Europea a aprobar un plan de arranque financiado para el sector, hay Comunidades Autónomas que están negociando con el Ministerio de Agricultura la aprobación de un plan  gestionado a través de las ayudas de mínimis, financiadas entre la Administración Central y la Comunidad Autónoma. Se ha hecho público el acuerdo para financiar el arranque de 2.000 has de melocotón y nectarina en Cataluña.

  La Unión Extremadura ha remitido un escrito a la Junta de Extremadura, para ver si en esta ocasión nuestros agricultores no quedan excluidos de las ayudas que reciben sus homólogos de otras comunidades. En este sentido exigimos a la Junta de Extremadura la puesta en marcha de un plan para arrancar de manera voluntaria 500 has de melocotón y nectarinafinanciados entre la Comunidad Autónoma y el Ministerio de Agricultura.

  Se considera un importe de entre 4.500 y 5.000 €/ha y un plazo de ejecución de dos años.

  La Junta de Extremadura,  debe emprender de manera inmediata, acciones para garantizar la rentabilidad del sector de la fruta dulce que  tiene en la Región una superficie actual de más de 32.084 has y genera más de 1.604.200 jornales anuales.

Sección: