Agronews Castilla y León

En 2018, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tomó una decisión muy polémica: considerar los organismos obtenidos mediante mutagénesis como un organismo modificado genéticamente (OMG), obligándolos a ser regulados por la normativa actual de transgénicos. Se impuso así a las nuevas técnicas de edición genética una regulación que fue diseñada hace más de 20 años, una decisión que ha sido fuertemente criticada por la comunidad científica. Los propios Estados miembro también mostraron su rechazo ante esta decisión y pidieron una actualización urgente de la normativa europea.

fuente: www.fundacion-antama.org

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) también publicó un documento oficial en el que analiza la legislación sobre OMGs y en el que pedía a la Comisión que realizara una “revisión y modernización de mayor alcance de la política biotecnológica en la Unión Europea”. Incluso el grupo de asesoramiento científico y tecnológico de la Comisión Europea, el Scientific Advice Mechanism (SAM), publicó una declaración en la que recomendaba que se revisara la actual Directiva de OMGs para que reflejara los los últimos conocimientos y para que se basara en la evidencia científica.

Ahora, la Unión Europea ha solicitado a la Comisión que realice un estudio para obtener claridad sobre esta situación. El ministro de agricultura finlandés, Jari Leppa, dijo que el consejo solicitó el estudio sobre “opciones para actualizar la legislación existente” y que “si es necesario, la Comisión debe estar preparada para presentar una propuesta para enmendar la directiva sobre OMGs”. El estudio debe presentarse antes de abril de 2021 para responder “preguntas prácticas que tienen consecuencias para las autoridades nacionales competentes, para la industria europea, para la investigación y más allá”.

El estudio también debe incluir una solución al problema de cómo la Unión Europea puede “garantizar el cumplimiento cuando los productos obtenidos por medio de las nuevas técnicas de edición genética no pueden distinguirse, utilizando los métodos actuales, de los productos resultantes de la mutación natural”. Dice que la Comisión debería “presentar una propuesta, si corresponde, en vista de los resultados del estudio”.

Más información en UE Policies.

Tags: