Agronews Castilla y León

La Comunidad de Regantes del Canal de Orellana, que distribuye el reparto del agua a más de 50.000 hectáreas de las Vegas Altas del Guadiana y que en la actual campaña solo tiene una dotación para regar menos del 35% de la superficie va a celebrar mañana día 19 de abril una Asamblea en Valdivia  en la que se pretende aprobar dicho reparto del agua para riego. Como no hay agua para todos los cultivos, aseguran desde la Unión de Extremadura en un comunicado de prensa, se pretende priorizar en aquellos que menos agua necesitan para su desarrollo y aquellos otros que se van a priorizar por su importancia social.

El problema estriba en buscar una solución viable para aquellos agricultores que no van a poder regar esta campaña y a los que solidariamente se les va a pedir que el agua que les correspondería la cedan a estos cultivos sociales. Principalmente se va a pedir a los productores de arroz y de maíz que renuncien a regar en la actual campaña.

La Unión viene reclamando desde finales de diciembre la convocatoria urgente de la Mesa de la Sequía, para haber acordado estas mediadas con mucha más antelación y no vernos abocado en el inicio de la campaña de riego si tener resueltos estos problemas. La Consejería de Agricultura no ha querido asumir su responsabilidad y éste es el motivo por el cual, a día de hoy, hay más incógnitas que acuerdos.

Por este motivo y teniendo en cuenta que se va a pedir a unos agricultores que sean solidarios y que este año no consuman agua para que salvar la campaña de los cultivos permanentes, de hortalizas, de tomates  y de algunas hectáreas de girasol, la Unión hace la siguiente propuesta:

  • Primera.-  Solicitar una ayuda para toda la superficie que no se pueda regar, con independencia si estaba de arroz o de maíz en años anteriores, en la que se valore las ayudas que no se pueden recibir al no regar más el importe del lucro cesante.
  • Segundo.- Esta ayuda tiene que concederse a todos los que no vayan a regar, con independencia de si son o no explotación prioritaria.
  • Tercero.- Con los actuales costes de producción no se puede pretender regar mucha superficie con riegos deficitarios, hay que regar para conseguir la mayor producción posible aunque se riegue menos superficie, por lo que exigen una dotación normal de riego de girasol para su plena producción.
  • Cuarto.- Ante los excesivos costes de producción, los que no rieguen no pueden pagar la parte que les correspondiese de los gastos fijos de la Comunidad, como los que rieguen no se pueden hacer cargo de la totalidad de los gastos de la misma, ya que se dispararía los costes y no sería viable ninguna producción. Por este motivo, la Junta de Extremadura se tiene que hacer cargo de financiar los costes fijos de la Comunidad, como el Ministerio de Hacienda se va a hacer cargo de los costes de la Confederación.
  • Quinto.-  Ante los continuos incumplimientos de los compromisos adquiridos por parte de la Junta de Extremadura, exigen que todas estas medidas sean aprobadas en Consejo de Gobierno  antes de aprobar cualquier reparto de agua en la Comunidad de Regantes del Canal de Orellana.

Sección: