Agronews Castilla y León

En Extremadura existen alrededor de 25.990 has de olivos dedicados a la aceituna de mesa con una producción estimada para este año de 110.000 toneladas, de las que unas 50.000 toneladas son en Cáceres y las otras 60.000 en Badajoz.

Se prevé una facturación de 68 millones de € en la región debido a la buena cosecha y los altos precios; pero este panorama tan halagüeño se ve ensombrecido, denuncia la Unión de Extremadura, porque no se encuentra mano de obra suficiente para recolectar esta aceituna, y si no se recolecta en los próximos días, se tendrá que dejar para aceite con las correspondientes pérdidas debido a precios inferiores y el agotamiento que sufre el olivo de cara a campañas futuras.

Para la recolección de la aceituna de mesa de esta campaña se necesitaban unos 470.000 jornales distribuidos en ambas provincias, pero la realidad  dice, afirman desde la organización agraria,  que no va a ser posible alcanzar este número de jornales por la falta de disponibilidad de los mismos.

En campañas anteriores el problema ha sido menor, ya que por un lado la cosecha era más baja y existía mayor número de trabajadores rumanos sobre todo en la comarca de Tierra de Barros, este año una importante cantidad de ellos se han trasladado a Francia y Alemania con el consiguiente problema de mano de obra.

La Unión de Extremadura calcula que la pérdida por no poder recolectar toda la aceituna de mesa supondrá  alrededor de los 9 millones de euros.

Sección: