Agronews Castilla y León

Con la Reforma Laboral que ha entrado en vigor el 1 de abril, muchos pequeños empresarios, aseguran desde La Unión de Extremadura, van a optar por cambiar a cultivos mecanizados por no poder cumplir las normas aprobadas, con el consiguiente aumento del paro.

 El 1 de abril entró en vigor el Real Decreto-ley 32/2021 que reforma el Estatuto de los Trabajadores y que endurece las condiciones de la contratación a empresarios. En el sector agrario la principal novedad es la eliminación de los contratos por obras y servicio que eran los utilizados en su mayoría para las labores en el campo y en especial las de poda, recolección, etc.

Para estas labores temporales, los agricultores y ganaderos tienen que utilizar ahora, por defecto, la contratación como fijo discontinuo a todos los obreros que necesiten aunque el periodo de trabajo sea en un corto espacio de tiempo.

En el sector agrario las principales necesidades de mano de obra son temporales y debido a que la mayor parte de las explotaciones son familiares además de temporales son de escasa duración, por lo que tener que contratar a la mano de obra como fija supone unos inconvenientes importantes para los empleadores de este sector.

Se agrava esta situación con la idiosincrasia de los trabajadores contratados, muchos de ellos rumanos y magrebíes, con domicilio ambulante donde va a ser prácticamente imposible el ponerse en contactos con ellos en campañas sucesivas para priorizarlos a la hora de la contratación, ya que si no se realiza esta comunicación por escrito y de forma fehaciente se considerará como despido improcedente.

"En La Unión no estamos en contra de la estabilidad en el empleo, pero no se puede hacer fijos, aunque sean discontinuos, a trabajadores que van 5 días a la recolección o a la poda", aseguran desde la organización agraria en un comunicado de prensa.

La Unión Extremadura ha remitido un comunicado urgente a la Delegación del Gobierno en la que se les informa que la actual norma no se puede aplicar en el sector agrario y que además tiene más lagunas que certezas, por lo que han solicitado un aplazamiento en su entrada en vigor hasta que se analicen con criterio técnico la mediadas aprobadas y que no se pueden aplicar.

Si el Ministerio de Trabajo siguiera obligando con sanciones a aplicar una norma inaplicable en el sector agrario lo único que va a conseguir es que muchos pequeños empresarios renuncien a explotar cultivos sociales y se vayan a cultivos mecanizados sin uso de mano de obra, aumentando el paro en Extremadura.

Sección: