La Generalitat reconoce en una reunión celebrada ayer que han nidificado 14.000 flamencos este año en el Parc Natural de la Albufera

LA UNIÓ y AVA-ASAJA logran el compromiso de la Conselleria de Agricultura valenciana de compensar los daños este año por la avifauna en los campos de arroz y reestablecer las ayudas desde el próximo 

Agronews Castilla y León

24 de mayo de 2023

flamencos

 La Unió Llauradora y AVA-ASAJA consiguieron ayer, 23 de mayo, el compromiso por parte de la Conselleria de Agricultura para compensar este año los daños causados por la avifauna en los campos de arroz del Parc Natural de l’Albufera y reestablecer a partir de 2024 una línea de ayudas como las que ya había hace unos años.

Este es el principal resultado de la reunión mantenida por una representación del sector arrocero de ambas organizaciones agrarias con el secretario autonómico de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Francisco Candela.

Para comprobar los daños originados esta campaña por la avifauna, fundamentalmente los flamencos, aunque también otras especies, se creará desde mañana un censo de parcelas dañadas. En unas semanas se analizarán los resultados y se plantearán las compensaciones para los productores. Para 2024 se espera ya tener de nuevo una línea de ayudas específica que compense los daños que la avifauna causa en los campos cultivados de arroz.

La Conselleria de Agricultura asume así las pérdidas económicas por la avifauna en la Albufera tras reconocer que este año han nidificado más de 14.000 flamencos en el Parc Natural que han provocado daños al cultivo.

Hay que señalar que en estos momentos los campos de arroz están recientemente sembrados o plantados y se observa una elevada incidencia de daños provocados por la avifauna. El arroz está sirviendo de alimento a las aves mientras que la numerosa población de flamencos que ha habido y hay en el Parque Natural de la Albufera, para comer insectos o las algas presentes en los campos inundados, pisan y filtran la tierra impidiendo el nacimiento y desarrollo de la planta. El movimiento de los flamencos en los fondos al comer impide así que crezca el arroz en los campos de cultivo.

El resultado de la acción de esta avifauna obligará a resembrar o replantar los campos de arroz afectados, hecho que supondrá un sobrecoste por esta tarea adicional y sin garantía que estas especies de avifauna no vuelvan a comerse o hacer desaparecer lo que se ha sembrado o plantado de nuevo.

El actual seguro del cultivo del arroz no ofrece una respuesta adecuada para cubrir este tipo de riesgos ocasionados por la avifauna porque, además de establecer una alta franquicia del 20%, la cobertura deja fuera los daños sufridos desde la siembra del arroz hasta que la planta llega al estado fenológico en el que tiene tres hojas. Esta fase inicial del cultivo es precisamente cuando se concentran los ataques de la avifauna, sobre todo de los flamencos.

La situación se ha agravado ante nuevos asentamientos durante los últimos años de colonias de flamencos que han nidificado en la Albufera, incluidos los procedentes de Doñana debido a la mayor inundación para cultivar arroz de los últimos años.



Share This