Agronews Castilla y León

LA UNIÓ de Llauradors ha reclamado a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica que impulse la creación de una Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) autonómica, tal y como existe ya en el ámbito estatal, para dar mayor agilidad y proximidad y permitir un mejor control de los abusos agroalimentarios en nuestro territorio.

En un escrito remitido por LA UNIÓ a la consellera Mireia Mollà le insta, ahora que se dispone de una Ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria estatal, “a iniciar un proceso de creación y constitución de una Agencia de Información y Control Alimentarios con un ámbito de actuación estrictamente valenciano y en colaboración con el resto de los organismos similares que puedan existir en el resto del Estado”.

Cabe indicar que la situación de los precios y costes en el sector agrario es una de las preocupaciones más relevantes y la más urgente en cuanto a la visibilidad y repercusión sobre las personas productoras. En esta línea se puede aprovechar el apoyo de la Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria para crear, a juicio de LA UNIÓ, una AICA valenciana.

Las funciones que debería tener esa AICA valenciana serían la de un observatorio y seguimiento de precios a lo largo de la cadena alimentaria; la elaboración de un estudio anual, en colaboración con el IVIA y la Conselleria de Agricultura, de los costes efectivos de producción de los diferentes cultivos y producciones ganaderas, así como un registro de operadores y contratos agroalimentarios para exigir la forma escrita en los mismos y evitar problemas posteriores.

Esta AICA autonómica que propone LA UNIÓ se encargaría también del control de inspecciones de todas las partes de la cadena alimentaria para evitar incumplimientos de la Ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria y también del control de inspecciones en destino para controlar aspectos como el etiquetado, la trazabilidad, el cumplimiento de normas de comercialización, etc.

El organismo autonómico también velaría por el control de la venta a pérdidas y debería impulsar el establecimiento de un código de buenas prácticas de la cadena agroalimentaria en la Comunitat Valenciana.

LA UNIÓ considera que existen suficientes argumentos para constituir esa AICA autonómica y además la normativa actual lo permite. El artículo 28 de la nueva Ley que modifica la Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria apunta que las comunidades autónomas, de acuerdo con sus Estatutos de Autonomía y en el marco de las competencias previstas en el artículo 26 de la ley, designarán autoridades encargadas de controlar el cumplimiento del que dispone la ley, en sus territorios, que tendrán, al menos, las funciones que la ley atribuye a la Agencia de Información y Control Alimentarios, O.A. en materia de control del cumplimiento del que dispone la ley en el ámbito de las competencias propias de las comunidades autónomas.

LA UNIÓ recuerda también que el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana especifica que la Generalitat tiene competencia exclusiva en materia de agricultura, reforma y desarrollo agrario y ganadería. Además, el artículo 18 del mismo hace incidencia en que la Generalitat adoptará las medidas políticas, fiscales, jurídicas y legislativas que garanticen los derechos del sector agrario y su desarrollo.