Agronews Castilla y León

LA UNIÓ de Llauradors ha solicitado a la Conselleria de Agricultura que agilice todos los trámites burocráticos que impiden a las personas agricultoras que han realizado cursos de usuario profesional de productos fitosanitarios este año comprar estos sistemas de lucha para la mejora de la sanidad vegetal con los que tratar los cultivos de una forma normal, circunstancia que está causando una gran preocupación a tenor de la gran cantidad de quejas recibidas por esta organización agraria.

LA UNIÓ reclama así que desde la Conselleria de Agricultura se garantice el registro en el Registro Oficial de Productores y Operadores de medios de defensa fitosanitaria (ROPO) durante el mes siguiente a la recepción de la documentación final de los cursos de usuarios profesionales de productos fitosanitarios o, en su defecto, se establezca un mecanismo que garantice que la persona que haya superado esta formación pueda adquirir productos fitosanitarios hasta que la administración lo inscriba en el ROPO y reciba el correspondiente carné.

Se trata de una situación que están viviendo todas aquellas personas que finalizan satisfactoriamente desde principio de año la formación de usuarios profesionales de productos fitosanitarios y el motivo es la aplicación desde noviembre del pasado año del Registro Electrónico de Transacciones y Operaciones (RETO) que afecta, principalmente, a las empresas de venta de productos fitosanitarios que deben comunicar al Ministerio de Agricultura el producto que venden y a quien se lo venden. Hasta noviembre, con el certificado de haber realizado la formación era suficiente, pero la obligación de vender exclusivamente a las personas inscritas en el ROPO y cruzarlo con el del RETO, hace que ese certificado momentáneo ya no sea válido.

No es la primera ocasión que LA UNIÓ traslada esta circunstancia a la Conselleria de Agricultura en los últimos meses para que establezca el mecanismo de inclusión en el ROPO de toda la gente que finaliza los cursos de formación con objeto de adquirir los fitosanitarios que precisan en sus cultivos. Cabe señalar que la incorporación al registro del ROPO depende en exclusiva de la Conselleria de Agricultura y, por tanto, en este sentido, LA UNIÓ trabaja intensamente para que se acelere este trámite burocrático que tanto perjudica a los agricultores. El retraso viene porque desde la entrada en vigor del RETO hay personas afectadas que, tras realizar el correspondiente curso de manipulador de plaguicidas para conseguir el carné, todavía no lo tienen ni han sido inscritos en el ROPO, y los vendedores no les faciliten el producto cuando acuden a las tiendas.  

LA UNIÓ, como entidad homologada para impartir estos cursos, había gestionado hasta la fecha en colaboración con la administración agraria valenciana, la tramitación y reparto de estos carnés entre las personas que superaban la formación para usuarios profesionales de productos fitosanitarios. En este sentido, hasta noviembre de 2021, las personas que finalizaban satisfactoriamente los cursos podían adquirir los productos fitosanitarios presentando el diploma y justificante de haber realizado y superado esta formación, hasta que la Conselleria de Agricultura tramitaba su inclusión en el ROPO, editaba y repartía los carnés.

Ahora, las empresas suministradoras de estos productos tienen la obligación de registrar cada venta y, por lo tanto, si el comprador no dispone del carné ni está inscrito por parte de Conselleria en el ROPO, no se le dispensan los productos fitosanitarios. “Las personas que han superado este año el curso de usuario profesional de productos fitosanitarios no pueden adquirir ningún producto fitosanitario como pronto en unos cinco y seis meses y no pueden realizar ningún tratamiento fitosanitario en sus cultivos con las graves consecuencias que esto supone en cuanto a la pérdida de ingresos por no poder luchar contra plagas y enfermedades. Hay que solucionar este asunto ya de forma diligente porque ahora en primavera es cuando más tratamientos hay que efectuar”, señala Carles Peris, secretario general de LA UNIÓ.

Sección: