Agronews Castilla y León

La Unió de Llauradors exige al Ministerio de Hacienda y al de Agricultura que publiquen urgentemente la Orden de reducción de módulos fiscales para la campaña de la renta de este año que debe servir para compensar en parte las pérdidas ocasionadas a los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana durante 2015.

A pesar de estar abierto el plazo para presentar la declaración de la renta ya casi un mes lo cierto es que el Gobierno central sigue sin publicar en el BOE estas rebajas fiscales para cultivos agrícolas y ganaderos afectados por circunstancias extraordinarias en función del grado de incidencia causado en las diversas producciones y territorios.

Ese retraso provoca que la mayor parte de los agricultores y ganaderos se encuentren a la espera de esas reducciones para confeccionar su renta, lo que puede provocar una acumulación de solicitudes posteriormente en las entidades que tramitan el IRPF o en el caso de que ya la hayan presentado tener que presentar una declaración complementaria.

El pasado 18 de noviembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la Orden de módulos para 2016. La Orden rebajaba ya con carácter estructural los módulos aplicables al cultivo de la patata (del 0,37 al 0,26) y el de bovino de leche (del 0,32 al 0,20). Se mantenían así mismo las reducciones ya aplicadas hace tiempo a las producciones de uva de mesa, flor cortada y planta y ornamental y tabaco.

Sin embargo falta que se publique la rebaja importante del índice de rendimiento neto de las actividades agrícolas y ganaderas y de las poblaciones afectadas. En el mes de febrero La Unió presentó ya a la Delegación del Gobierno, Ministerios de Agricultura y Hacienda y la Conselleria de Agricultura un exhaustivo informe de reducción de módulos para los diferentes sectores agrícolas y ganaderos de la Comunitat Valenciana que sufrieron a lo largo del pasado año multitud de circunstancias de extraordinaria índole, desde climatológicas hasta crisis de precios o incremento generalizado de los costes productivos.

Esta organización pedía una adecuación de los índices de rendimiento neto de las actividades agrarias a la realidad económica del sector productor agrícola y ganadero del ejercicio 2015. También se requería un aumento de la deducción por gastos de difícil justificación para los agricultores y ganaderos incluidos en el Régimen de Estimación Directa por el incremento de los costes productivos. En sectores ganaderos se solicitaba además una reducción del rendimiento neto del 15% del precio de los piensos y otros productos alimenticios necesarios. Del mismo modo se reclamaba al Ministerio de Agricultura su intermediación ante el de Hacienda para agilizar la devolución del IVA pues los actuales plazos son dilatados y causan problemas de liquidez a las explotaciones.

El principal problema climatológico del pasado año fue y sigue siendo la falta de lluvias y las elevadas temperaturas, así como diversos pedriscos o situaciones de vientos cálidos que mermaron producciones y perjudicado la renta de los productores. Otras causas de descenso extraordinario de rendimiento económico para los agricultores valencianos el pasado año fue la prórroga del veto ruso. Los sectores ganaderos vuelven a ser los grandes perjudicados en el tratamiento fiscal del Ministerio de Hacienda y, concretamente, los servicios de cría y engorde de aves y cerdos (régimen de integración ganadera) que tienen los índices de rendimiento más elevados del sector agrario. 

Sección: