Agronews Castilla y León

 

  • Los sectores lecheros, bovino y ovino de carne, arroz, aceite de oliva y avellana serán los sectores más afectados por la nueva PAC, según el sindicato catalán

Unió de Pagesos denuncia que el principio de acuerdo para la futura PAC comportará en Cataluña una reducción de la renta agraria de al menos 139 millones de euros anuales y un fuerte encarecimiento de los costes de producción

Unió de Pagesos considera que el principio de acuerdo alcanzado entre los negociadores del Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea sobre la futura Política Agraria Común (PAC) después de 2022, supondrá fuertes recortes a las rentas del campesinado catalana , ya que comportarán, en primer lugar, la reducción de entre el 1,9% (2021) y el 1,16% (2.027) de las ayudas directas, lo que significará un recorte directa de unos 28 millones de euros entre 2021 y 2027, así como, adicionalmente, la reducción del 1,85% de estas ayudas para alimentar la reserva de crisis, la que ya no devolverá los fondos cuando no se utilicen (24,6 millones de euros 2023 - 2027).

En segundo lugar, el principio de acuerdo conllevará un sustancial incremento de los costes de producción, añadiendo más competencia desleal en el mercado único hacia las importaciones de países terceros, al pretender condicionar, con más obligaciones en materia de medio ambiente y con condicionalidad social. Además, un 25% del límite máximo de ayudas directas deberán dirigirse a acciones a favor del medio ambiente o de mayor bienestar animal, que representan unos 326,8 millones de euros en el período 2023 hasta 2027. En este sentido, dificultarán que la agricultura catalana haga frente a los retos de la seguridad alimentaria, el uso sostenible de los recursos y el crecimiento.

El sindicato considera inviable para la competitividad de la agricultura y la ganadería europeas, recortar significativamente el apoyo europeo a la PAC y añadir más obligaciones a las normas de producción europeas, ya que en la actualidad la producción ya cuenta con una gran competencia desleal ante las importaciones de países terceros que no tienen que cumplir las estrictas normativas europeas de producción. La Comisión Europea que viene reconociendo esta situación, lejos de proponer medidas para equilibrar la situación en el mercado único, sólo advierte que continuará negociando nuevos acuerdos internacionales a favor del libre comercio, y propone reforzar sus demandas de seguridad alimentaria, calidad, sostenibilidad y bienestar animal y, con el principio de acuerdo del Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea, se introduce la condicionalidad sociolaboral a las ayudas directas de la PAC.

Por otra parte, la nueva convergencia de las ayudas directas basados en derechos de ayuda entre 2021 y 2026, así como el nuevo diseño del paquete medioambiental obligatorio de la PAC, de nuevo añadirán un impacto adicional y significativo a los sectores más afectados por la anterior reforma de la PAC de 2015, que en Cataluña son el lechero, el vacuno y el ovino de carne, el arroz, el aceite de oliva y la avellana.

Unió de Pagesos considera insuficientes las medidas para las crisis en el mercado, ya que supone un claro atentado a la libre competencia en el mercado único que la herramienta de estabilización de ingresos general o sectorial se mantenga en el desarrollo rural, con aportación económica de la Generalitat y del Estado, cuando una herramienta de estas características debería estar financiada íntegramente por la Unión Europea.

Para el sindicato, totalmente obviado al principio de acuerdo del Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea, es imprescindible la actualización de la normativa sobre competencia para dotar a las administraciones de medidas más eficaces para evitar, perseguir y sancionar las prácticas abusivas y desleales que se imponen en la cadena alimentaria por parte de los oligopolios de la distribución y por una parte de la agroindustria. En este sentido, se ha perdido una oportunidad para establecer a nivel europeo, para sectores como el alimentario con una demanda inelástica, una definición de posición de dominio mucho más baja que la de productos con demanda elástica y definir y perseguir la reventa a pérdidas, que debe incorporar en el precio de compra del producto los costes fijos y variables de la comercialización de los alimentos

Sección: