Agronews Castilla y León

 LA UNIÓ de Llauradors informa que las tormentas acompañadas de granizo del pasado lunes dejarán en una primera estimación más de 20 millones de euros en pérdidas tanto directas como indirectas en la comarca de la Ribera Alta, sobre todo en los cultivos de caqui y cítricos. 

En esa comarca pueden haber dañados más de 22 millones de kilos de caquis y cítricos, con la localidad de Carlet como principal perjudicada por el efecto del pedrisco. También existen daños de importancia en otros términos municipales como Catadau, Algemesí, Alfarp, Guadassuar, Albalat de la Ribera o l’Alcúdia.

El nuevo episodio de tormentas en esta zona de la Ribera incrementará los costes de producción para los agricultores, ya maltrechos por el aumento que sufren en la lucha contra la plaga del Cotonet o el de la energía eléctrica para el riego y también de insumos como los abonos.

LA UNIÓ señala que los daños del siniestro están cubiertos por el actual sistema de seguros agrarios y que solicitará a Agroseguro la agilización urgente de la peritación de las parcelas siniestradas y que se ajusten a la realidad de los daños del cultivo.

Por otra parte, la organización también reclama, aparte de la anterior medida, la concesión de ayudas directas, la condonación del IBI de las parcelas cultivadas y construcciones presentes en ellas, la bonificación de las cuotas de la Seguridad Social durante un año, el establecimiento de préstamos con interés subvencionado y también una serie de actuaciones y ayudas para las cooperativas comercializadoras afectadas. Cabe señalar en este último punto que aparte de las pérdidas directas por impacto en el cultivo habrá muchas indirectas por los jornales perdidos, el trabajo en los almacenes, transporte, etc. 

Tags: 

Sección: