Agronews Castilla y León

 

  • Hasta 2030, la Comisión Europea prevé una merma del consumo de este producto del 0,4% anual

Dentro de las “perspectivas” que ha publicado la Comisión Europea de cara al año 2030 se ha analizado el futuro de la remolacha y el azúcar.

En los últimos 3 años, los productores de remolacha azucarera de la UE han sido testigos de condiciones climáticas adversas, al tiempo que han tenido que adaptarse a las crecientes limitaciones en el uso de determinadas sustancias fitosanitarias, afirma el informe. Es probable que estos desafíos persistan a corto plazo, pero se espera que se superen a largo plazo. Los rendimientos podrían crecer de 72 t / ha en los últimos 3 años (promedio 2018-2020) a 75 t / ha para 2030.

Los rendimientos más altos, junto con un pequeño aumento en los precios del azúcar, deberían mejorar la economía del sector y ayudar a estabilizar la superficie de la remolacha azucarera por encima de 1,4 millones de hectáreas durante la mayor parte del período de las perspectivas. Se espera que la superficie estable y el lento crecimiento de los rendimientos den lugar a un pequeño aumento de la producción de azúcar de la UE, que se prevé que alcance los 16,2 millones de toneladas en 2030.

Se espera que los bajos precios del azúcar y la competencia de los edulcorantes no calóricos como sucedáneos del azúcar limiten la producción de isoglucosa de la UE. Como resultado, la producción aumentará modestamente a 0,8 millones de toneladas en 2030.

La UE en el camino de la autosuficiencia en azúcar

Con una disponibilidad limitada de azúcar a corto plazo, la UE sigue siendo un importador neto con importaciones y exportaciones estables. A medio plazo, se prevé un repunte de la producción de azúcar y se prevé que el consumo siga cayendo. Esto, a su vez, conduciría a un aumento de las exportaciones y una disminución de las importaciones, lo que haría que la UE fuera autosuficiente y potencialmente un exportador neto de azúcar.

Los precios del azúcar de la UE se han alineado bien con los precios mundiales en los últimos años, manteniendo un diferencial de alrededor de 40 EUR / t. Con los precios mundiales y de la UE aumentando ligeramente, se espera que este margen se mantenga durante todo el período de proyección.

La disminución del consumo de alimentos ejerce presión sobre el del azúcar

El consumo humano directo corresponde al 85% del consumo interno total de la UE. Se prevé que continúe una tendencia a la baja en el consumo de azúcar para usos alimentarios, impulsada principalmente por problemas de salud y que afecta a los mercados de refrescos y confitería, durante el período de las perspectivas. Se espera que el aumento del precio del azúcar haga que la isoglucosa y especialmente los edulcorantes no calóricos sean más competitivos y ayude a aumentar su consumo.

El azúcar para usos no alimentarios, que tiene una participación de aproximadamente el 15% del consumo total de azúcar, experimentaría diferentes desarrollos: las exportaciones de azúcar en productos procesados ​​seguirán creciendo, mientras que el uso industrial se mantendrá estable. En general, se prevé que el uso total de azúcar disminuya a 16,0 millones de toneladas para 2030 (-0,4% anual).

Sección: