Agronews Castilla y León

Francia contaba, en 2016, momento del último censo agrario, ahora publicado por el Ministerio de Agricultura, con poco menos de 440.000 explotaciones, un 11% menos que en su último censo en 2010, pero la superficie de cada una es más alta.

La disminución en el número de fincas entre 2010 y 2016, sin embargo, fue a un ritmo más lento que en la década anterior, al apreciarse una reducción del 1,9% por año en comparación con el descenso del 3% anual vivido entre 2000 y 2010. La caída en el número de las granjas son más pronunciadas para los sectores ganaderos, donde alcanza el 15%, y en particular para la carne de vacuno donde la reducción alcanzan hasta el 34% o tanto en porcino y aves de corral ambas con una disminución del 26%. 

En 2016, una explotación agrícola tenía en promedio 63 hectáreas, 7 hectáreas más que en 2010 y 20 más que en 2000. Las superficies y las cantidades de trabajo resultan muy variables según las especializaciones. La mitad de las explotaciones tienen un área que no excede las 36 hectáreas mientras que una cuarta parte cultiva más de 93 hectáreas.

Las explotaciones muy grandes, aquellas que superan los 250.000 euros de producción bruta estándar ahora ocupan el 36% de las tierras agrícolas y suponen el 38% de la fuerza de trabajo agrícola. Este tipo de granjas son casi inexistentes en las explotaciones de vacuno, apenas suponen un 2% de las de este tamaña o de cabra y oveja, aquí suponen el 1,2% de total, aunque representan más de la mitad de todas las granjas de cerdos y aves de corral.

Por el contrario, las explotaciones pequeñas, las de menos de 25 000 euros, representan casi un tercio de las granjas, pero solo utilizan el 7% del superficie agrícola utilizada y el 12% del volumen de trabajo agrícola. Las granjas pequeñas siguen siendo la mayoría en los cultivos de frutas y la cría de ovejas y cabras, pero se están volviendo raras en el ganado lechero (3%) o porcino (4%).

Sección: