Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • El director comercial de la Cooperativa LAR, Miguel Fontanillo, advierte de “muy serios problemas a corto plazo”

     

En la provincia de León quedan en torno a 700 granjas de vacuno de leche, explotaciones que desde hace años viven en una crisis constante de precios que apenas les dejaba margen de beneficio y que llevó a muchos ganaderos a dejar esta actividad. Los que quedan se enfrentan a un agravamiento de la crisis provocado, desde hace meses, por la subida de los costes de la energía y las materias primas y al que han puesto ahora la puntilla los paros en el sector del transporte.

Miguel Fontanillo lleva un cuarto de siglo vinculado a sector del vacuno de leche, actualmente es el director comercial de la cooperativa leonesa LAR y no duda en asegurar que éste es el momento más complicado que ha vivido en este sector, afirma que estamos en una situación que es “de vida o muerte” y en juego “está el 50% del sector en la provincia de León”, la mitad de los ganaderos de leche podrían desaparecer si no se pone solución a los problemas actuales. De momento, en la provincia de León no se ha dejado de recoger la leche a ningún ganadero, pero si ese momento llegase, sería el fin para muchas granjas. En el caso de la cooperativa LAR, son 465 socios agricultores y ganaderos, que se enfrentan a “muy serios problemas a muy corto plazo”.

La posibilidad de no poder recoger la leche preocupa mucho, la problemática es doble, por un lado el que el transporte no pueda acudir a la granja a recogerla y trasladarla hasta la industria (en el caso de LAR, en Veguellina de Órbigo) y, por otro, la falta de materias primas para procesar esa leche líquida. Según Fontanillo, como también le ocurre a otras industrias, LAR comienza a  tener “problemas de abastecimiento de materias como envases, film o palés y, si no hay palé, no se puede almacenar la leche. Estamos en una situación muy compleja”.

 

Alto precio de las vacas

En esta ecuación que podría terminar con parte del vacuno de leche leonés hay que añadir  otra variable más, el precio que se paga por las vacas “está alto”, por lo que, para algunos -o muchos-, que están trabajando para perder dinero todos los meses, podría ser “interesante” vender sus animales, “capitalizar, pagar las deudas y dejar el sector”. 

Fontanillo recuerda el trabajo que hay detrás de cada litro de leche, no solo del ganadero, sino también de  veterinarios o nutrólogos para lograr un producto de calidad que llegue al consumidor. Además, no hay que olvidar que España es un país deficitario en leche, se importa en torno al 30% de lo que consumimos, se importan alrededor de tres millones de toneladas, de las nueve que se consumen en todo el país.

Los 465 socios de la cooperativa LAR son agricultores y ganaderos, los costes en los últimos meses han subido para todos ellos, pero son los ganaderos los que más lo acusan porque, por ejemplo, expone Fontanillo, “hace dos meses, la tonelada de maíz estaba en 180 euros y hoy está por encima de 400, eso  para un ganadero que no tenga agricultura, está hundido”.

En este mismo sentido, el secretario general de Asaja en León, José Antonio Turrado, asegura que el momento actual para el sector primario y para el vacuno de leche es “muy complicado, de mucha inestabilidad”. Hace hincapié en que los paros del transporte pueden llegar a paralizar el país y eso es grave en el caso del campo que “trabaja con animales vivos y productos perecederos”. Por ello confía en que pueda llegarse a una solución que acabe con los paros del transporte y también con la subida de los costes de producción.