Agronews Castilla y León

 

  • En los últimos diez años el porcentaje de siembra directa ha aumentado en más de seis puntos porcentuales, o lo que es lo mismo casi ha duplicado su superficie desde el año 2010 en los cultivos de referencia

De acuerdo con los resultados de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos en España, ESYRCE, la superficie de siembra directa en los cultivos de referencia (cereales grano, girasol, maíz forrajero y otros forrajes) identificada en España en el año 2020 es de 768.173 ha (un 3,06% por encima de la cifra del año anterior – 746.829 ha)

Se define como siembra directa el establecimiento de un cultivo anual en un terreno que no recibe labor alguna desde la recolección del cultivo hasta la siembra del siguiente; en el que se ha procurado mantener el suelo cubierto mediante la distribución homogénea de los restos del cultivo anterior; con lo que se evita la compactación excesiva por el paso de la maquinaria y el ganado; y habiendo controlado las hierbas previamente a la siembra, mediante la aplicación de dosis reducidas de herbicidas de baja peligrosidad. Las sembradoras han de ir acompañadas de discos cortadores separadores de rastrojos.

El sistema tradicional de siembra sigue siendo el más extendido en España, con el 88,90% de la superficie de cultivos de referencia

Cereales y otros forrajes son los grupos donde se observa un mayor porcentaje de siembra directa.

Considerando como el 100% la siembra directa más la tradicional, en los últimos diez años el porcentaje de siembra directa ha aumentado en más de seis puntos porcentuales, o lo que es lo mismo casi ha duplicado su superficie desde el año 2010 en los cultivos de referencia. La siembra tradicional va descendiendo en pro de la siembra directa.

DISTRIBUCIÓN DE LAS DIFERENTES TÉCNICAS DE SIEMBRA POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

En Castilla y León la siembra directa se localiza en el 36,61% de la superficie cultivada bajo este sistema, debido fundamentalmente a la naturaleza cerealista de la agricultura en esta comunidad. Le siguen en importancia Aragón (18,11%), Andalucía (13,59%) y Cataluña (9,32%). En el conjunto del resto de comunidades la superficie cultivada bajo la técnica supone el 22,37%.

 Castilla – La Mancha, a pesar de ser la segunda comunidad con mayor superficie de las especies de estudio (1.483.757 – 21,00%), es la quinta en implantación de la siembra directa.

Es en La Región de Murcia con el 39,12%, donde más superficie de cereales grano, girasol, maíz forrajero y otros forrajes se cultivan bajo el sistema de siembra directa. Le siguen por orden de importancia en la aplicación de esta técnica, Islas Canarias (38,56%), Comunidad Valenciana (25,93%), Navarra (20,63%), Cataluña (19,38%) y Principado de Asturias (19,62%). En el resto de Comunidades Autónomas la siembra directa no supera en cada una de ellas el 17% de la superficie de cultivos de referencia.

 

DISTRIBUCIÓN DE LA SIEMBRA DIRECTA SEGÚN LOS DIFERENTES CULTIVOS Y COMUNIDADES AUTÓNOMAS

La tabla adjunta muestra la superficie de siembra directa respecto a la superficie total de los grupos de cultivo por Comunidad Autónoma. Esta tabla pone de manifiesto:

  • No son las Comunidades Autónomas más cerealistas donde se emplea más la técnica de siembra directa. En la Región de Murcia, con tan solo el 0,47% de la superficie nacional de cereales grano, la siembra directa es utilizada en el 38,55% de su superficie. También es empleada en el 100% del resto de cultivos de referencia de este tipo de siembra.
  • En el cultivo de cereales grano destacan también Canarias, Comunidad Valenciana, Navarra y Cataluña comunidades en las que la siembra directa supera el 20% de la superficie de cereal. Sin embargo, en las autonomías más cerealistas como Castilla y León o Castilla – La Mancha solo se siembra directamente el 11,90% y 2,82% respectivamente. En Islas Canarias, a pesar de la poca superficie cerealista, el 35,88% de los cereales grano se cultivan en siembra directa.
  • En cuanto al girasol, Castilla y León y Andalucía, comunidades que representan el 71,23% del cultivo del girasol, la siembra directa no supera el 7% de la superficie en ninguna de ellas. En la Región de Murcia y Comunidad Valenciana, a pesar de no ser el girasol un cultivo predominante, el 100% del mismo se cultiva bajo siembra directa. La Rioja (60,44%) y Navarra (55,06%) son otras regiones donde destaca la siembra directa en el cultivo del girasol.
  • El maíz forrajero con siembra directa destaca en la Región de Murcia con el 100% y en Extremadura con el 42,63% a pesar de la poca superficie de este cultivo en estas comunidades. El 100% de otros cultivos forrajeros de la Región de Murcia se siembran en su totalidad directamente sobre rastrojo anterior.

Sección: