Agronews Castilla y León

La situación de la sequía en muchas regiones de Europa sigue siendo grave, según el último informe del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión "La sequía en Europa - agosto de 2022", una actualización de la evaluación de la situación de la sequía en Europa basada en los datos y análisis del Observatorio Europeo de la Sequía.

La evolución y los impactos de la prolongada sequía en la UE confirman la preocupante situación de julio de 2022: el 47% de la UE sigue en situación de alerta, lo que significa que las precipitaciones han sido menores de lo habitual y la humedad del suelo es deficitaria, y el 17% de la UE está en alerta, lo que significa que también la vegetación y los cultivos muestran los efectos negativos de la sequía. En total, el 64% de Europa se encuentra en situación de advertencia o alerta, lo que también está contribuyendo a extender ampliamente las zonas de peligro de incendio en toda la UE.

La Comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, Mariya Gabriel, dijo: "La combinación de una grave sequía y olas de calor ha creado una tensión sin precedentes en los niveles de agua en toda la UE. Actualmente estamos notando una temporada de incendios forestales sensiblemente superior a la media y un importante impacto en la producción de cultivos. No cabe duda de que el cambio climático se hace notar más cada año; la Comisión Europea y sus científicos trabajan incansablemente para cartografiar y estudiar esta crisis con la mejor tecnología disponible, desde el espacio y sobre el terreno, y lideran los esfuerzos para proteger nuestro medio ambiente y a nuestros ciudadanos de las emergencias".

El estrés hídrico y el calor empeoran significativamente las perspectivas negativas anteriores sobre los rendimientos de los cultivos de verano, como se informó en el Boletín MARS del JRC de agosto de 2022. Las previsiones actuales de rendimiento para el maíz en grano, la soja y el girasol a nivel de la UE son, respectivamente 16%, 15% y 12% por debajo de la media de 5 años.

El grave déficit de precipitaciones ha afectado a casi todos los ríos de Europa, lo que repercute en el sector energético, tanto en la generación de energía hidroeléctrica como en los sistemas de refrigeración de otras centrales, así como en el transporte fluvial. Varios Estados miembros de la UE adoptaron medidas para restringir el agua, ya que el suministro puede seguir viéndose comprometido en las próximas semanas. Es probable que en la región euromediterránea occidental se den condiciones más cálidas y secas de lo habitual en los próximos meses, hasta noviembre de 2022.

En los últimos días, las precipitaciones han aliviado las condiciones de sequía en algunas regiones de Europa. Sin embargo, han traído nuevos retos, ya que en algunas zonas se han producido en forma de fuertes tormentas. Según los expertos del CCI, la actual sequía sigue pareciendo la peor desde al menos 500 años. Los datos definitivos al final de la temporada confirmarán esta evaluación preliminar. El Centro Común de Investigación produce información sobre la sequía en tiempo real a través de los Observatorios Europeo y Mundial de la Sequía (EDO y GDO), que forman parte del Servicio de Gestión de Emergencias de Copérnico (CEMS).

 

Tags: 

Sección: