Agronews Castilla y León

El auditorio de Caja España-Duero volvió a recibir a cientos de afiliados de Asaja Palencia que asistieron a la celebración de la Asamblea Anual de la organización agraria.

El presidente de Asaja abrió su informe aludiendo a  la triste protagonista de esta campaña: la sequía. “Vivimos un año desastroso, la sequía ha causado una verdadera catástrofe en nuestros campos. Si en secano va a haber una cosecha nula en muchas zonas de la provincia, en regadío la falta de agua en los embalses ha impedido sembrar y es causa de enormes pérdidas”, señaló Honorato Meneses, quien cifró en 300.000 toneladas las expectativas de cosecha de cereal para esta campaña, frente al millón de la pasada.

Una grave situación que se extiende también a la ganadería. “La crisis ganadera ya venía de una profunda crisis por los bajos precios, pero con la reducción en la producción de forrajes por la sequía, las explotaciones aumentarán los costes en alimentación, lo que abocará a la ruina del sector”, lamentó el presidente de Asaja.

En lo que respecta a los precios, Meneses cree que la tendencia al alza en cereales es un espejismo. “Nos están vendiendo que ante una mala expectativa de cosecha los precios van a incrementarse, pero hay que tener en cuenta que se marcan en los mercados internacionales, y esta campaña va a ser buena entre los grandes productores, por lo que el precio global no subirá”.

En el discurso del presidente hubo espacio para la reivindicación ante la Junta de Castilla y León. “Desde Asaja –señaló- incentivamos la contratación del seguro como la mejor herramienta de los agricultores para garantizar su rentabilidad. Pero también pedimos a la Consejería de Agricultura un apoyo decidido al seguro agrario, que ha de pasar por que la Junta aumente considerablemente la financiación”.

No fue éste el único “tirón de orejas” a la administración, ya que en el capítulo de los topillos Honorato Meneses advirtió que sigue el problema en muchas zonas de la provincia. “Desde el servicio de plagas de la Junta no se ha hecho nada, limitándose exclusivamente a hacer conteos, con el único argumento de que los agricultores tenemos que aprender a convivir con la plaga”. 

Honorato Meneses pidió soluciones a ésta y otras plagas, y desde luego no como las que se han arbitrado hasta ahora como fue una quema de rastrojos llena de restricciones y limitaciones, y en absoluto efectivas, que Asaja califica de “tomadura de pelo” porque ha sido imposible llevar a cabo estas prácticas ciñéndose a  la orden regional.

La extinta Cámara Agraria fue otro argumento del informe presidencial, donde se relató la trayectoria seguida por Asaja  en el proceso, la financiación de esta organización agraria para lograr el mejor desenlace. “Las Juntas Agropecuarias Locales han sido las verdaderas protagonistas de la Cámara, y ahora desde Asaja estamos prestando los servicios de asesoramiento a aquellas que así lo han querido”.

Por último, Meneses destacó la labor de los técnicos de Asaja Palencia durante todo el periodo PAC que acaba de terminar, con cuyo esfuerzo y dedicación ha sido posible completar la tramitación de miles de expedientes, “a pesar de las trabas y complicaciones que se ponen desde la Junta”.

 

Dujo pide ayudas directas

Por su parte, el presidente regional de Asaja se mostró satisfecho con el plan financiero especial de apoyo al campo para paliar las consecuencias de la sequía, en especial en lo que respecta al adelanto del cobro de la PAC en este mes de agosto, las reducciones en el IRPF, el aplazamiento en los pagos a la Seguridad Social, las ayudas a los ganaderos y los préstamos, aunque no pudo concretar estos aspectos a la espera de la publicación del decreto correspondiente.

En este sentido pidió a las administraciones ayudas directas para compensar los daños por sequía y el abono de los pagos pendientes con agricultores y ganaderos de los años 2015 y 2016 antes de que acabe el verano.

Sección: 

Provincias: