La fuerte sequía vivida en el centro sur de Brasil, principal zona productora de azúcar, ha provocado que el Gobierno haya bajada sus previsiones en relación a agosto cuando se estimaba que se podían alcanzar los 599,7 millones de toneladas a las 582,9 millones actuales. Esta merma se está sintiendo a pesar de que superficie dedicada a la caña en esta zona se había incrementado un 2,2%.

Además, se da la circunstancia que los "ingenios" han primado la producción de bioetanol como pone de manifiesto que las estimaciones hayan aumentado, en la zona centro sur,  hasta los 26.600 millones de litros frente a los 25.600 previstos inicialmente (la producción brasileña total se ha fijado en 28.700 millones de litros), en buena medida debido al bajo precio que el azúcar está marcando en el mercado mundial, lo que ha hecho que el 56,3% de la producción de este endulzante se haya destinado a la elaboración del citado agrocarburante.

Fuente: FAO

Sección: