Antonio Álvarez Rodrigo - Agronews CyL

 

  • Lorenzo Ramos, secretario general de UPA, teme que no haya cosecha en 2018 si continúa la falta de precipitaciones  y pide a las administraciones ayudas directas “como las hubo en el 85 y el 95”

El nuevo año hidrológico lleva un mes, pero la tendencia no ha cambiado. La falta de precipitaciones, incluso en un habitualmente húmedo mes de octubre, agrava una situación de sequía que en algunas zonas de España arrastran ya desde hace demasiados meses: la cuenca del Segura está al 13%, la del Júcar al 25% y la del Duero al 30%.

“Las restricciones han llegado a zonas de Castilla-La Mancha e incluso Castilla y León”, se alarma Lorenzo Ramos, secretario general de UPA, organización que no ha dudado en tildar de “histórica” la sequía. En una entrevista a Agronews Castilla y León, Ramos pide mayor acción a Ministerio de Agricultura y Comunidades Autónomas.

 

- El pasado año hidrológico concluyó con un 18% menos de precipitaciones. ¿Qué valoración hacen desde UPA?

-Los datos son malos. Un 18% menos sobre un año, el 2016, también malo. No hay agua en la mayoría de las cuencas para afrontar la próxima campaña. No solo ha afectado a la cosecha de 2017, sino que la de 2018 ya se está viendo afectada.

-¿Manejan alguna valoración global de daños económicos en el sector?

-Los daños son tremendos. Calculamos que la sequía ha provocado unos 3.000 millones de euros de pérdidas, pero cada día va a más porque en la ganadería hay una falta tremenda de alimentación y de agua para que puedan beber lo animales. Además, en el olivar se teme que la campaña sea entre un 28% y 30% menor; en la viña ha habido menos cosecha; en cereales no hay ni siquiera paja para el ganado…

-¿Pinta tan mal la situación para 2018?

-Se están encareciendo los costes de la nueva siembra porque cuando el terreno está en condiciones normales, aras la tierra y puedes sembrar. Sin embargo, con el terreno tan seco, hay que pasarlo varias veces con el consiguiente incremento de todos los costes.

-Son muchas las voces que llevan meses criticando a las administraciones.

-Lo que no entendemos es que ni el Ministerio ni las Comunidades Autónomas estén haciendo nada. Hablan de un adelanto de la PAC, pero ese dinero es una compensación por la pérdida de renta agraria como consecuencia de la bajada de precios. No queramos arreglar con el dinero de la PAC todos los problemas.

-Desde UPA solicitan un incremento de unos 260 millones de euros del presupuesto de los seguros agrarios…

-En una situación como ésta hace falta que el Gobierno dedique un presupuesto especial. Si cree que para combatir la sequía la solución son los seguros agrarios, lo que tiene que hacer es incrementar el presupuesto para que podamos hacer más seguros y que, ante situaciones como ésta, se puedan afrontar los problemas. Aquí hemos visto sequías muy fuertes en 1985 y 1995 y el Gobierno y las Comunidades Autónomas pusieron ayudas directas para que los agricultores pudieran tirar para adelante. Ahora, con el tema de que es muy difícil que podamos salir en cualquier medio porque estamos centrados en un tema, que no digo yo que no tenga importancia, ¡que tiene mucha!... pero el tema de la sequía está provocando muchos daños. ¡Ojalá el tiempo cambie y llueva porque si no, lo daños van a ser muchos más!

-¿Aguantará la agricultura española otro año igual de seco que el anterior?

-Es imposible. Si tenemos un año igual de seco que el anterior, no habrá posibilidades de cosechar. En las zonas de regadío no podríamos regar. Este año ya ha habido restricciones, no solo en Almería y Murcia, sino en zonas como León y Palencia. Mientras que en el secano… ¡olvídate! Con lo que no habría comida para alimentar a los ganados y la tendríamos que traer de fuera. Los agricultores y ganaderos necesitan ayudas directas.

Sección: