Agronews Castilla y León

Era una parte del organigrama que faltaba por completar el nuevo consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, estamos hablando la Dirección General de la Cadena  Alimentaria para la que ha sido elegida la salmantina de 43 años, Gemma Marcos Martín.

Ingeniera Técnica Agrícola por la Universidad de Salamanca y residente en la actualidad en la localidad de Tamames presenta una amplía experiencia profesional muy cercana al sector agrícola y ganadero, cumpliendo labores de asesoramiento a estos profesionales, sin olvidar el trabajo que ha desarrollado en la elaboración redación y ejecución de más de 500 Proyectos Agrarios, Ambientales, Forestales y Cinegéticos.

A esto se debe unir temas como el Control técnico de explotaciones agrícolas, la gestión de Seguros agrarios o de las propias ayudas de la Política Agraria Comunitaria o la Gestión de ayudas del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural y Fondos Europeos Agrícolas de Garantía.

La estrucutura orgánica de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural define las atribuciones de la citada Direccción General:

a) Impulsar las relaciones entre el productor agrario, la industria de transformación y la distribución, con el objeto de fortalecer la cadena de valor alimentaria, con especial atención a la fase de producción.

b) Impulsar y fomentar la transparencia de mercado en la cadena alimentaria.

c) El observatorio de precios agrarios de Castilla y León, con la colaboración de la Secretaría General.

d) El observatorio de precios agroalimentarios de Castilla y León.

e) El fomento y difusión de mecanismos para formalizar las relaciones comerciales en la cadena alimentaria, especialmente entre productor y transformador.

f) La innovación organizativa en la cadena alimentaria para atender las demandas del consumidor.

g) El fomento del arbitraje y la mediación en el ámbito de los contratos agrarios.

h) La estrategia alimentaria a medio y largo plazo.

i) Las derivadas de las funciones asignadas al Defensor de la cadena alimentaria establecidas en la Ley 1/2014, de 19 de marzo. En especial:

  • La observación y estudio del funcionamiento de la cadena alimentaria, que podrá suponer la emisión de dictámenes a iniciativa propia.
  • El control del funcionamiento adecuado de la cadena alimentaria, a través de las necesarias comprobaciones de oficio, de las actuaciones previas realizadas por otras autoridades o las derivadas de las denuncias por incumplimiento de la normativa relativa a la cadena alimentaria interpuestas por toda persona natural o jurídica que invoque un interés legítimo.
  • La instrucción, en su caso, del correspondiente expediente sancionador y la formulación de la correspondiente propuesta a la autoridad competente en materia de infracciones a la normativa relativa a la cadena alimentaria

j) El ejercicio de la potestad sancionadora en relación con lo establecido en los apartados anteriores o en el marco de la legislación que le sea de aplicación por razón de la materia.