Agronews Castilla y León

 

  • Las actuales normas reguladoras de bienestar animal de la UE se encuentran entre las más estrictas del mundo

  • Enmarcado en la Estrategia de la granja, contribuirá a la mejora de la salud de los animales y la calidad de los alimentos

  • Sistemas de videovigilancia en mataderos, ejemplo de futura legislación española

El bienestar animal está en la agenda de la Unión Europea, la preocupación por esta materia se ha plasmado en la Estrategia de la granja a la mesa, y se ha considerado la revisión de la legislación aplicable en esta materia.

El hecho de su revisión no quiere decir que el marco que la UE tiene en estos momentos no sea adecuado, es más, “podemos afirmar con seguridad que las normas reguladoras de bienestar animal de la UE se encuentran entre las más estrictas del mundo”, apunta José María Ferrer, jefe del Departamento de Derecho Alimentario de AINIA.  No olvidemos que el bienestar de los animales es un valor comunitario recogido en el artículo 13 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

 

¿Por qué se plantea la revisión legislativa?

Para Jose María Ferrer, la actualización y revisión de la legislación es imprescindible para que las medidas se adecúen a la evolución de la industria agroalimentaria y de las demandas e inquietudes sociales. “Debemos tener en cuenta que existe una gran sensibilidad social en la UE en esta materia, es creciente la preocupación por los efectos de la agricultura y la ganadería en el bienestar animal, y el impacto que tiene en la salud pública y la sanidad animal”, subraya.

En el marco de la Estrategia de la granja a la mesa, es necesario evaluar la legislación existente para contribuir a las iniciativas políticas que, en este ámbito, ha planteado la Comisión Europea. “El incremento del bienestar animal tendrá efectos positivos, más allá de las consideraciones sociales, en tanto que contribuirá a la mejora de la salud de los animales y la calidad de los alimentos, reduciendo la necesidad de medicamentos que han de suministrarse al ganado” señala el experto.

Dentro de esta evaluación legislativa se encuentra la relativa al transporte y al sacrificio de animales, para adaptarla a las pruebas científicas, ampliando el ámbito de aplicación y contribuyendo a los más elevados estándares de bienestar animal en la UE. Las medidas que se aprueben en un futuro serán trasladadas al consumidor final mediante el etiquetado del bienestar animal.

Las previsiones regulatorias de la UE pasan por contar con un proyecto de reglamento para el 4º trimestre de 2023 en el que se actualice la legislación vigente en materia de bienestar animal, como la relativa al transporte y al sacrificio de animales.

 

Sistemas de videovigilancia en mataderos, ejemplo de futura legislación española

Una iniciativa española para actualizar y mejorar la legislación sobre bienestar animal es el Proyecto de Real Decreto, por el que se establecen medidas para el control del bienestar de los animales en los mataderos mediante la instalación de sistemas de videovigilancia.

Sin duda esta regulación “mejorará el bienestar animal, en particular en lo relativo a la detección de prácticas incorrectas en la fase manejo o sacrificio y que pueden escapar al control interno (encargado del bienestar animal) o externo (servicio de control oficial)”, señala el responsable de Derecho Alimentario de AINIA.

Por último, José María Ferrer señala “la aprobación de esta iniciativa no presupone la ausencia de regulación este ámbito, ya que se encuentra regulado mediante la Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales, en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio. Regulación que establece las normas básicas sobre estos aspectos y un régimen común de infracciones y sanciones para garantizar su cumplimiento a nivel nacional. Se trata de mejorar el actual marco regulatorio y continuar elevando el nivel de las medidas aplicables en el bienestar animal”.