La celebración el pasado 17 de abril en Coca del II Simposio Internacional de resinas naturales ha permitido conocer con mayor detalle una industria que cada año mejora sus cifras.

En este momentos, según los datos ofrecidos por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, se dedican en Castilla y León 400.000 hectáreas a esta producción  lo que equivale al 13% de la superficie total de bosque de esta región, siempre sobre la base del pino negral o resinero. 

Esta comunidad autónoma aglutina casi el 100% de la producción española contando con las cuatro únicas destiladoras existentes, tres en Segovia y otra más en Soria. Siendo muy importante destacar como en los últimos años se han multiplicado por tres el número de trabajadores que están ocupados en esta industria hasta llegar a los 500 actuales, generando una producción que supera, en su valor monetario, los 6,5 millones de euros. España en estos momentos envía al mercado entre 30.000 y 40.000 toneladas de resina al año, mientras que la Unión Europea demanda entre 200.000 y 300.000 toneladas, de las que apenas un 1% es cubierta por la producción de los pinos comunitarios.

Evidentemente, con la industria de la resina se puede abrir un importante yacimiento de empleo en un medio tan necesitado de ellos como es el rural, especialmente si tenemos en cuenta que cada 160 hectáreas de este tipo de árboles o con cada 15.000 kilos de resina se genera un puesto de trabajo.

Sección: 

Archivos adjuntos: