Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • La Diputación de León y la UNED ponen en marcha el primer título oficial de experto resinero de España. Comenzará en diciembre y tendrá 30 plazas cuya matrícula está subvencionada por la institución provincial

La falda del Monte Teleno, el de más altura de la provincia de León, está tejida de pinos, los incendios se han ensañado con ellos de manera cruel en más de una ocasión, pero los resineros han mantenido esta actividad histórica de la comarca. Allí es donde la Diputación de León y la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) han presentado el primer título nacional de experto resinero, que nace dentro de la Cátedra de Turismo Sostenible y Desarrollo Local de la UNED. La resina será el sustrato de un objetivo muy ambicioso, “asentar población y revitalizar el medio rural”, según destacó el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, que anunció una inversión de 50.000 euros para este fin.

Tabuyo y resina están, históricamente unidos, pero el objetivo de este título oficial de experto resinero es extender esta actividad a otras zonas sin tradición resinera, degradadas por la minería y la despoblación y en las que se ha realizado ya un estudio de sus masas forestales, se trata de La Robla, Fabero, Vega de Espinareda, Berlanga, Toreno, Gradefes y Brazuelo, que cuentan con bosques de pino resinero. En la puesta en marcha de la iniciativa se cuenta con los ayuntamientos y pedanías de estas localidades -que trabajarán en la captación de posibles emprendedores- y también con dos empresas privadas: Pinaster Servicios Medioambientales Sociedad Cooperativa y Social Soluciones – Sociedad Cooperativa de Iniciativa Social.

“La idea es captar emprendedores y emprendedoras en este sector y dotarles de todas las facilidades para que puedan emprender la actividad, desde la formación, tutorización y comercialización y un seguimiento durante dos años para acompañarles y  que no decaigan hasta que pongan en marcha de manera asentada su proyecto”, explicó Morán. 

El curso comenzará en diciembre, durará un año y contará con 30 plazas, todas ellas becadas al 100 por ciento por la Diputación de León. Para Jorge Vega Núñez, responsable UNED en León“es un proyecto muy ambicioso, potente y novedoso” en una iniciativa a la que augura “largo recorrido”.

 

Apenas quedan 50 o 60 resineros en León

Hace décadas, muchos pueblos cercanos a los montes vivían de resinar sus pinos, hoy el sector apenas emplea a 50 o 60 personas en la provincia leonesa. Un dato que se espera comenzar a cambiar con este curso porque, además de los puestos de trabajo de los emprendedores, añadió el presidente de la Diputación, “en el momento de la recolección se puede multiplicar por tres o por cuatro” y que, además, cuidará el medioambiente, con lo que “cumple una doble función”. Una iniciativa que, además, destacó, incidirá “especialmente en el sector femenino, que es la base para asentar población en el medio rural”. 

Por su parte, Alejandro García, secretario de la Asociación Nacional de Resineros y responsable de la empresa Pinaster hizo hincapié en que “con este proyecto no solo saldrán 30 resineros autónomos, sino que se pondrá en valor la resina en zonas donde no se resina ahora, y servirá de excusa para crear unos gérmenes con los que se les enseñará que la resina servirá para complementar las rentas que ya obtienen y se crearán modelos nuevos de desarrollo rural sostenible”.

 

Ayudas a autónomos resineros

Por otra parte, Eduardo Morán detalló que la convocatoria de ayudas a los autónomos resineros activos en la provincia de León ha llegado este año a 10 beneficiarios, con 53.978 pinos, una decena de localidades implicadas y una inversión total de 19.058,4 euros, una línea de ayudas que este año ha doblado su cuantía y que, además, incluye entre los gastos subvencionables las cuotas a la Seguridad Social y los gastos de gestoría derivados de la actividad.

Tags: 

Sección: 

Provincias: